martes, 1 de abril de 2008

Manifiesto de los enfermeros no-alienados


“El Poder Transformador”

Manifiesto de los enfermeros no-alienados (humanistas)


Los enfermeros/as, aquí presentes, nos reconocemos como profesionales humanistas en los siguientes términos:

1) El ser humano es el valor, y la preocupación central, de modo que nada está por encima de del Ser Humano, y ningún ser humano está por encima de otro.

2) Afirmamos la igualdad de todas las personas, y trabajamos por la superación de la simple formalidad de las leyes, para llegar a un mundo de iguales oportunidades para todos.

3) Reconocemos la diversidad personal y cultural, afirmando las características propias de cada pueblo y condenando toda discriminación que se realice en razón de las diferencias raciales, étnicas y culturales.

4) Auspiciamos toda tendencia al desarrollo del Conocimiento por encima de las limitaciones impuestas al pensamiento, por prejuicios aceptados como verdades absolutas, o inmutables, o dogmáticas.

5) Afirmamos la libertad de ideas y de creencias.

6) Repudiamos todo tipo de violencia, no sólo física, sino la presentada en todas sus formas: Económica, racial, sexual, religiosa, moral y psicológica, como casos cotidianos arraigados en todo el Planeta.

Al mismo tiempo, impulsamos un estilo de vida y un modo de relación con un alto valor moral, que puede sintetizarse en esta frase: " Trata a los demás como quisieras ser tratado”.

El cambio es posible, pero es necesario establecer también que la transformación de Enfermería…

- No va a venir de los que posean una superestructura aparatosa, llámese política, sindical, estatal, empresarial, o de asociaciones.

- No va a venir de los que ofrezcan sumas de dinero o prebendas, a cambio de "espacios de poder".

- No va a venir a nombre de las grandes Corporaciones de Salud Privada, cuya visión mercantilista de la Salud, se basa en el volumen de la cuenta bancaria que posee "el cliente", y no en el Derecho a la Salud que debería tener todo paciente.

- No va a venir de los que le dan la mano a los poderosos, a cambio de un puesto de funcionario, que ocupando una cómoda silla de despacho, se convierten en un escalafón burocrático mas, olvidándose de sus colegas, que padecen enfermedades profesionales de diversa índole (stress, HTA., gastritis, hernias vertebrales, insuficiencia venosa, burnout, etc.), producto de la extrema sobrecarga laboral

- No va venir de la mano de los que consideran que el Conocimiento pertenece a una Elite que se considera, “la más apta”.

- No va venir de los que consideran que "el modelo médico hegemónico", y todo lo que éste medicaliza, no se puede transformar.

- No va a venir de los que piensan que los Grandes laboratorios Multinacionales, pueden ser aliados de enfermería, teniendo en cuenta que los primeros realizan, entre otros perjuicios a la Salud Pública, investigaciones viciadas de mercantilismo de sus productos, demostrando de esta manera claramente el interés por aumentar sus ganancias por encima de la salud de la humanidad.

- No va venir de los que sólo persiguen un interés sectorial, ya que siendo Enfermería una profesión de interés central en el cuidado humano y la Salud Pública Mundial, debe considerar primordialmente la problemática que tiene la población en este campo.
- No va a venir de los que creen que el cambio en Enfermería no puede realizarse desde la base, aportando cada uno de nosotros, desde una Unidad Diversa, un verdadero Poder Transformador.

De este modo nos convocamos, y nos comprometemos a impulsar y movilizarnos para los siguientes propósitos:

*Transformar la calidad de vida de todos los seres humanos del planeta, incluyendo a nosotros mismos: prestando servicio a toda persona en cualquier situación o circunstancia social y personal y cualquiera sea su condición.

*Realizar acciones para la salud, que involucren, a los seres mas cercanos que constituyan mi comunidad, convirtiéndola en una “comunidad saludable”.

* Rechazar toda práctica, en donde predomine el lucro personal por encima de la vida de las personas.

* Exigir, condiciones de trabajo dignas que mejorarán no sólo nuestra situación personal, si no también la de las personas a las que brindamos nuestros cuidados.

* Denunciar todo tipo de situación de violencia en el ámbito de la salud: física, económica (explotación), violación de derechos humanos, discriminación o segregación, sea tanto al público que se asiste, como a los profesionales que trabajan en ese espacio.

* Utilizar como metodología de acción y forma de vida cotidiana la No Violencia activa, dicha metodología pocas veces utilizada, requiere de compromiso y valentía muy superior a lo habitual.

* Impulsar el acompañamiento de los pacientes cualquiera sea su estado vital, teniendo presente al ser humano en su situación de proceso personal-social, incluyendo su deceso como un hecho fundamental de su circuito de vida, que implica una muerte digna, integradora, aliviada de todo dolor y sufrimiento de la persona y de sus seres queridos.

* Orientar todas nuestras acciones hacia la concreción de la Salud como un derecho humano con vigencia plena en el aspecto legal, para todos los habitantes del planeta, donde se establezca, claramente que es un Derecho, no un bien de mercancía.

* Considerar dentro de estas acciones al espacio habitacional y su interacción con el ser humano, convirtiendo de esta manera, al medio ambiente en un aspecto importante de “la comunidad saludable”, responsabilizándose de todo lo que suceda en ese habitat.

* Orientar un concepto de salud revolucionario donde se consideren todos los aspectos y necesidades del Ser Humano, y que se establece como:
“El proceso que consiste en proporcionar a lo pueblos los medios necesarios para mejorar el bienestar físico, psicológico, social y espiritual, ejerciendo un mayor control sobre este derecho; donde actúan a las personas, sus comunidades y sus gobernantes”.

* “El Poder Transformador”
Considerar a la intencionalidad humana como la matriz de cualquier tipo de transformación social y de cualquier aspecto del ser, incluyendo su propia naturaleza. Siendo el Ser Humano socialmente histórico, y no un reflejo de condiciones objetivas; esta es la lucha de intenciones donde la conciencia se amplía hacia lo trascendente, donde se rompe con lo establecido, ya sea por imposición de los “poderosos”, por condicionamientos naturales o designios de una entidad “superior”. Es allí donde surge la apertura al Futuro y la superación de todo dolor y sufrimiento, y donde surge la construcción de la verdadera Historia del Ser Humano.


Buenos Aires, 19 de marzo de 2008