martes, 25 de junio de 2013

Convicciones y conveniencias: El libro.


Hace ya más de tres años, y en mitad exactamente igual que ahora (sin un cálculo o cuantificación aún de lo que podía suponer esta refranada crisis) de una pobreza de ideas y liderazgo enfermero mayúsculos, encontré en la Red el texto y documento de Juan F. Hernández Yañez "La Enfermería frente al espejo: Mitos y realidades". 
Ahogado en un sentimiento de "soledad" en mi discurso y en mi forma de ver las cosas y levantarme contra ellas, aparte los torpedeos entonces (que ahora no, o direccionados en otros sentidos), certeros, argumentados y curiosamente ajustados a ley de Carlos Tardío contra lo que fue, es y será mientras no lo amputemos, el mayor cáncer de la profesión enfermera titulado en grado IV metástásico Máximo González Jurado, descubrí la elocuencia y la locuacidad de este sociólogo que a la postre se convertiría, al menos para mi, en un referente en cuanto a discurso y análisis OBJETIVO de nuestro SNS, sus profesiones, sus profesionales y sus proxenetas, que también los hay...
A partir de ese momento y lanzado en una lucha que posiblemente no haya sido entendida por muchos, por lo extrema, fanática y "monotemática", me planteé la difusión de dicho documento y el reflejo fiel de unos contenidos e ideas que, aprovechando todo el potencial de la Red, no tardaron en arrojar resultados cuantificables por el mismo autor y de forma que él mismo pudo observar el aumento e incremento de descargas de dicho documento de una forma que tuvo que llamar su atención al punto de ponerse en contacto conmigo: Fue ese el inicio de una amistosa relación que nos permitió, a partir de ese momento, contar con Juan como un aliado valiosísimno en esa carrera contra todo ese inmovilismo del que adolecemos en mitad de este escenario decorado puntualmente por concretas iniciativas enfermeras más personalistas unas y de dudosa visibilidad y resultados otras, aunque no desmerecedoras de nuestro respeto, en ese incipiente (...) entorno 2.0 que se empieza a copar y transgredir y el que habitamos por extensión de toda nuestra filosofía de cuidados e ideario profesional.

Juan se hace eco y reflejo de nuestros anhelos y miserias y empieza a publicar el ya conocido por el colectivo Blog "La Enfermería frente al espejo", que a la postre va a ser la semilla de este nuevo libro que hoy se lanza a la red y que encierra una verdadera estructura de e-book: Descargable y coloreado de una transparencia y pulcritud en sus contenidos, argumentos, estructura, enlaces y referencias como hasta ahora pocos trabajos enfermeros han mostrado, a pesar de no estar escrito ni construído por una enfermera. Y que va más allá del "ombliguismo amigo" y la adulación facilona a la que la producción ad hoc nos tiene acostumbrados y a expensas de dar ese último salto profesional, profesionalista y de liderazgo del que adolecemos como colectivo y por el que tanto lloramos cargados de razón y pocas veces de soluciones...

Es por todo ello que yo me encuentro hoy doble, sino tríplemente satisfecho y orgulloso de que este libro y toda la filosofía que encierra, aparte el potencial que le vislumbramos al proyecto que Juan tiene en mente, vean la luz.
Podeis conseguir información más completa del mismo y acceso a su descarga/compra y potencial vírico de difusión en este enlace. Y estaremos contribuyendo con ello a compartir de forma clara, sin tapujos ni mentiras, una visión objetiva, "externa" y profesional del estado de las cosas, pudiendo ser parte misma del proyecto y en definitiva de su comunicación, que es de lo que se trata y es lo que nos hace fuertes frente a los intentos de monopolio arcaico, déspota y patológico de representación por parte de cuatro iluminados que llevan años rozando la frontera de la legalidad y la decencia: la ética profesional y que, en definitiva, por sus intereses personales y egocéntricos, nos han traído hasta donde nos encontramos como profesión y colectivo queriéndose ahora erigir en salvadores de lo maltrecho.

Nadie va a ser capaz de prender esa mecha que se requiere para transformar el SNS si es que no quiere perder los privilegios de los que llevan años viviendo. Nosotros lo tenemos todo perdido a priori, así que la mecha la tenemos en nuestras manos y se trata de incendiar sin miedos, a través de la información y una actitud comprometida. Esta es de nuevo nuestra oportunidad y la tuya, ENFERMERA, si es que hasta aquí has entendido el mensaje. 
Enhorabuena, Juan. Gracias por seguir creyendo en el "Rock & Roll" y por hacerlo de forma tan exquisita.