lunes, 31 de diciembre de 2012

Venga: Feliz Año.


"Ésto se acaba". Y es cierto: mira que siente uno jodidas ganas y deseos de mandar a paseo la mitad del planteamiento que un año tras otro te deja con ese agridulce sabor de boca, en el que el balance siempre se inclina "del otro lado" muy a pesar de seguir intentando mantener conciencia y consignas, cuando no ahora otro montón de cosas y vista que la carencia amplía su abrazo a mucha gente que hasta ahora no la reconocía... Quizá no hemos acertado en esas consignas mismas. Quizá deberiamos reinventarlas, quizá... Pero es complicado no cansarse y desilusionarse.

En fin. Ésto no posee posibilidad de resumen alguno que todos no hayamos vivido juntos este año y que entre unos y otros hemos retransmitido y asimilado a la perfección, haciéndonos cada vez mejor y mayores expertos de todos esos recursos de las TIC´s que nos han sacado del anonimato en un par de inviernos, sin que, por otro lado, yo al menos y particularmente, pueda disimular ese grado de hastío que para mi muchas veces es inevitable y me posiciona "alejado"... 

Pero hay que reconocer que, al menos, esta mañana de final de año siempre es "especial" y consigue aflorar un hilo de ilusión. Y es cuando vuelves los ojos a lo que tienes y al hecho de seguir estando aquí, vivos y presentes. Aunque no contemos en toda la falsedad que se orquesta, sin el participio que posiblemente merezcamos y que haría que poseyéramos un sentimiento mayor de pertenencia que yo cada vez echo más en falta, sin poderlo evitar y si es que en algún momento lo tuve...
Por ello es por lo que seguiremos, quizá en ese intento por encontrarnos y seguir buscando, y por la sencilla razón de seguir haciendo vida.
Feliz Año. Lo mejor para quien se lo merezca. El sueño: para todos (Encuéntrame).