jueves, 22 de julio de 2010

De tanto compadreo y caras de "Happydent" seguro que salimos escaldados


Ahora te odio, ahora te amo...

Los dos Generalísimos médico y podólogo estrechaditos a la Ministra en una pose sin precedentes en la que están gestando cuestiones ahora prioritarias y dejando aparte indicación, uso y autorizaciones prescriptoras, Especialidades comunes y Comunitarias y protagonismo diagnóstico que no les lleva a renta alguna.

Ahora toca unirse en ese intento de conseguir la obligatoriedad por ley de la colegiación para todos los profesionales médicos y enfermeras de este bendito pais gobernado y gestionado a la rifa y la tombola de quienes apuestan casi seguro ganadores, en todo lo que maquinan y con un escenario y marco pesebril que tanto les beneficia...

Es esa obligatoriedad que siga sumando en las arcas deontológicas, lo que a esta gente le interesa y por lo que liman y pulen a golpe de flash y espontánea ridículamente preconcebida, cualquier diferencia corporativista... En esta cuestión cada cual gestionará y se embolsará la religiosa y abnegada cuota colegial de miles de profesionales y con el pueril y engañoso argumento de que será la forma de preservar la Calidad profesional mientras, a la vez, desde los poderes políticos se supeditan estos conceptos a favor siempre de la contención económica, del cierre de camas, de la falta de sustituciones y de un discurso institucional falsamente amparado en supuesta satisfacción de los usuarios que se presenta maquilladamente amplia...

Mientras, y en esta misma reunión, la Sr. Ministra plantea que están en fase de definición técnica de lo que supuestamente será la indicación enfermera....jejejeje. Menos mal que el proceso de legislación y argumentación conceptual ha durado nada menos que casi cinco añitos, como para andar ahora intentando definir y sin dar demasiado aire mediático al tema. Cuestión, que de nuevo y de espaladas y a escondidas de los profesionales, contará con una mierda de consenso y beneplácito, seguro, al menos el mio, que me considero legítimo receptor de cuantos mangoneos se monten con relación a estos temas, y que me niego a ser espectador de un circo en el que existe excesivo esmalte cubriendo demasiadas uñas afiladas...

Bueno. Lo de intentar un perfil mediático bajo, como planteamiento por parte de ese Ministerio y con relación a este tema, no será excesivamente complicado visto el mutis de toda una profesión que lleva años "a verlas venir". De nuevo patético.

Yo, a pesar de todo, y por un alojamiento en el Lope de Vega los días que haga falta y el cobro de las dietas preceptivas, me sigo ofreciendo como agente externo de los que planteaba aquella enmienda del PSOE para participar del consenso bajo en propaganda mediática y en ese intento, ahora, de definir técnicamente la prescripción enfermera. Dicen y cuentan, que en la pluralidad está la virtud de conseguir lo global y acordado común con garantías de no ser no aceptado. Un saludo.