miércoles, 26 de octubre de 2011

Año 2011 d.C

Estamos en el año 2011 d.C. Toda la Hispania está ocupada por el ilegal enfermero invasor y su ejército sumiso. ¿Toda?. ¡No!. Una aldea poblada por irreductibles enfermeras resiste todavía y siempre al invasor...

Anoche nos cenábamos con la información de resolución por parte del CGE de intervención y asalto al Colegio de Enfermería de Badajoz. De igual manera y casi de forma paralela al de su supuesta intervención en los asuntos internos y de denuncia del de Murcia y como redentor "imparcial". Donde ha sido destapada, en las últimas semanas, una trama que ha hecho indignar a todas esas enfermeras murcianas que durante años han confiado en la gestión que del mismo se supone se iba haciendo.

Estos días era convocada reunión del Pleno del Consejo General en el que, internamente y aprovechando un cónclave con el resto de colegios provinciales que sumisamente siguen las consignas de Madrid, y ante el caramelo de presentar a éstos esta mañana y en esta ocasión a la Sr. Dª Ana Pastor, futurible ministra de un potencial "nuevo" gobierno del PP del que se vanaglorian estos elementos en pettit comité, se iba a fraguar y concretar ese asalto premeditado del que anoche teníamos noticia.
Se planteaban un orden del día sin desperdicio, para la toma y captura de estas sedes colegiales que refiero y en el eterno intento de no perder ese poder otorgado por el sometimiento de esa red arácnida provincial en que se convierte la estructura piramidal y geométrica de pensamiento y de disciplina ciega con que se gestiona desde hace decenios el devenir de toda nuestra profesión y donde si caes, no escapas, bajo unas formas para nada democráticas, sino anquilosadas y avaladas en el silencio y la desidia de miles de enfermeras y en el interés particular y de estatus que, a la vista está, muchos de estos virreyes mercenarios llevan aprovechando años para el despegue y proyección de su miserable superficialidad a través del engaño y la mentira encerrada en un ego acomplejado:


El resultado de esta nueva conspiración ha sido la visita ya de una mano ejecutora a la sede del Colegio murciano, y el anuncio sin fundamento jurídico alguno de arribo y asalto a la de Badajoz...
Nosotros, profanos en estas cuestiones legales aunque sensibles a tan sorpredentes asuntos de los que depende la legitimidad de representación de toda una profesión,  venimos denunciando esa evidencia constatada de que se está manchando al colectivo y explotando su inmovilismo; somos espectadores atónitos de estas historias de lucha, poder y resistencia. Ésa que de nuevo apoyamos frente a tan maquiavélicas artimañas y que esperamos el tiempo ajustará a legalidad y coherencia. De nuevo nos resulta imposible no beber de la marmita y acompañar a quien se ha esforzado siempre en, al menos, explicarnos las cosas y dar la cara. A nosotros tb. nos han vomitado los pacientes: RESISTIRÉ ;-)