sábado, 26 de diciembre de 2009

Felices Pascuas.


Otro año que concluye y en el que hemos seguido manteniendo nuestro discurso: el del trabajo, la dedicación, la empatía y las relaciones interpersonales.

Así podríamos definir de nuevo esta última época en que hemos relajado las formas y las maneras, a pesar de que impertubablemente seguimos identificando a los mismos en identicas situaciones de poder, que son las que azotan la coherencia gestora y organizacional.

El grupo de personas y de compañeros que las circunstancias me han hecho conocer y con los que convivir este último año, me hacen sentirme a la vez contento y agradecido por seguir teniendo la oportunidad de trabajar lo que nos gusta. Sigamos pues, y espero que el año que viene sea al menos como este que acaba. Un saludo.

jueves, 3 de diciembre de 2009

‘En defensa de los derechos fundamentales en Internet’

Ante la inclusión en el Anteproyecto de Ley de Economía sostenible de modificaciones legislativas que afectan al libre ejercicio de las libertades de expresión, información y el derecho de acceso a la cultura a través de Internet, los periodistas, bloggers, usuarios, profesionales y creadores de internet manifestamos nuestra firme oposición al proyecto, y declaramos que…

1.- Los derechos de autor no pueden situarse por encima de los derechos fundamentales de los ciudadanos, como el derecho a la privacidad, a la seguridad, a la presunción de inocencia, a la tutela judicial efectiva y a la libertad de expresión.

2.- La suspensión de derechos fundamentales es y debe seguir siendo competencia exclusiva del poder judicial. Ni un cierre sin sentencia.
Este anteproyecto, en contra de lo establecido en el artículo 20.5 de la Constitución, pone en manos de un órgano no judicial -un organismo dependiente del ministerio de Cultura-, la potestad de impedir a los ciudadanos españoles el acceso a cualquier página web.

3.- La nueva legislación creará inseguridad jurídica en todo el sector tecnológico español, perjudicando uno de los pocos campos de desarrollo y futuro de nuestra economía, entorpeciendo la creación de empresas, introduciendo trabas a la libre competencia y ralentizando su proyección internacional.

4.- La nueva legislación propuesta amenaza a los nuevos creadores y entorpece la creación cultural. Con Internet y los sucesivos avances tecnológicos se ha democratizado extraordinariamente la creación y emisión de contenidos de todo tipo, que ya no provienen
prevalentemente de las industrias culturales tradicionales, sino de multitud de fuentes diferentes.

5.- Los autores, como todos los trabajadores, tienen derecho a vivir de su trabajo con nuevas ideas creativas, modelos de negocio y actividades asociadas a sus creaciones. Intentar sostener con cambios legislativos a una industria obsoleta que no sabe adaptarse a este nuevo entorno no es ni justo ni realista. Si su modelo de negocio se basaba en el control de las copias de las obras y en Internet no es posible sin vulnerar derechos fundamentales, deberían buscar otro modelo.

6.- Consideramos que las industrias culturales necesitan para sobrevivir alternativas modernas, eficaces, creíbles y asequibles y que se adecuen a los nuevos usos sociales, en lugar de limitaciones tan desproporcionadas como ineficaces para el fin que dicen perseguir.

7.- Internet debe funcionar de forma libre y sin interferencias políticas auspiciadas por sectores que pretenden perpetuar obsoletos modelos de negocio e imposibilitar que el saber humano siga siendo libre.

8.- Exigimos que el Gobierno garantice por ley la neutralidad de la Red en España, ante cualquier presión que pueda producirse, como marco para el desarrollo de una economía sostenible y realista de cara al futuro.

9.- Proponemos una verdadera reforma del derecho de propiedad intelectual orientada a su fin: devolver a la sociedad el conocimiento, promover el dominio público y limitar los abusos de las entidades gestoras.

10.- En democracia las leyes y sus modificaciones deben aprobarse tras el oportuno debate público y habiendo consultado previamente a todas las partes implicadas. No es de recibo que se realicen cambios legislativos que afectan a derechos fundamentales en una ley no orgánica y que versa sobre otra materia.

miércoles, 21 de octubre de 2009

Un granito de arena en Afganistan.





Nacho en un enfermero militar gaditano que lleva años acudiendo a misiones "de Paz" integrando los equipos EMAT. Hoy, despues de mucho tiempo, vuelve a dar "señales de vida", en toda la extensión de la palabra. Un beso Nachete.

No sé, ésto es un poco de mi trabajo por estas tierras afganas. Un granito muy pequeño de arena en un desierto muy difícil de llenar. Son fotos del último cimic que hice este pasado domingo. Junto con un médico militar afgano, repartimos medicinas y atendiamos a una pequeña población (mir dawood) donde con ayuda de dinero español también se construyó una escuela y un pozo de agua que ese día se inaguraban (cosas sin importancia para nosotros, pero para esta gente, un simple pozo les da la vida). Junto al colegio el resto de los compañeros de mi unidad repartieron: mochilas a los niños con material escolar, comida y bolsas con ropa (especialmente a las mujeres) y juguetes.

Mira las caras de los niños, es alucinante, sobre todo la cara de felicidad del niño por un simple cochecito. Realmente hemos perdido el norte en la supuesta civilización. Es un auténtico baño de humildad para apreciar los que tenemos y aún así siempre queremos más porque nos parece poco.

Ya queda muy poco para regresar... Desde Afganistan un saludo.

lunes, 5 de octubre de 2009

“CIENTIFICISMO DE ESTADO vs SINDICALISMO CIENTÍFICO”


CIENTIFICISMO DE ESTADO vs SINDICALISMO CIENTÍFICO”

A propósito de las Elecciones SEMES-A 2009

(Sevilla 16 de Octubre)

Anhelo de “poder” y control

Es evidente y no hace falta discurrir mucho para entender que, nuestra vida profesional, laboral y muchas veces de relaciones (incluido incluso nuestro tiempo de ocio, algunas veces “sacrificado” a perpetuar relaciones en una esfera distinta a la ociosa, personal e individual y perteneciente más a lo social y compartido), se encuentra y discurre en “campos” donde se compite por el control de cada uno de estos “anillos sociales” donde desarrollamos nuestra vida; Además, si en éstos se vislumbran “especies de capital”, poder económico, cultural, docente, simbólico o de representatividad, el anhelo no solo por la pertenencia, sino por el control, es claro, buscado y perseguido. En nombre de la dignidad si es que además hemos sido azotados por la fusta del poder institucional en algún momento.

Entorno de ciencia: Urgencias y Emergencias.

Supuestos entornos de ciencia y de desarrollo de una actividad de conocimiento y compartimiento del mismo, que se suponen asépticos en la forma de generarse, de transmitirse, de difundirse (haciendo un pequeño ejercicio de imaginación), adquieren de esta manera unas tildes y potencial de representación que entran también en esa esfera de anhelo del colectivo más inmediato y con el que compartimos intereses y que provocan la pugna por la representación y la representatividad, en ese espacio de ciencia al que, a la vez, no se tiene clara adhesión bajo todos estos cuestionamientos y debido a las luchas internas, históricas y de segmentación de la colectiva corriente de opinión, cuando se trata de la búsqueda del poder y que a nadie se le escapa. Siendo el que sea y en el entorno que queramos. En este caso el de las Urgencias y Emergencias, sus servicios, Jefaturas, Coordinaciones, Docencia y potencial comunión con la Administración y en esta esfera.

Representatividad “bipolar”

No deja de ser ridícula la búsqueda de esa representatividad científica, de velo y celo empírico, alrededor de cuestiones que se encuentran en una esfera más profesional y de calculado balance gestor y administrativo: De recursos, inversión y resultados políticos de cara al colectivo votante y que se pueden maquillar de ciencia todo lo que queramos y si presuponemos que hemos agotado la lógica vía de lucha sindical y obrera.

No se puede a la vez pretender plantear un entorno de ciencia aséptico sobre un mapa laboral y servicios salpicados de contención y economía política, bajo supuesta ideología y formas con las que perfectamente puede no estarse de acuerdo. Con las que realmente no lo estamos y hacer creer que no dolemos de estos sentimientos ni que éstos entran en nuestro laboratorio.

Es por todo que no se entiende, y no deja de ser curiosa a la vez, la pretensión, me atrevo a decir esta vez que, casi colectiva, por hacernos con la representación y Junta Directiva de la Sociedad Española de Medicina de Emergencias en Andalucía (SEMES-A) y ante esta bipolaridad irrenunciable. Desde incluso tres candidaturas que concurren a las próximas elecciones el 16 de Octubre en Sevilla. Abanderando ciencia, pretensión de formación continuada, investigación y docencia para los asociados y a la vez PODER para los órganos de representación. “Frente” a la Administración, y en este caso la Consejería de Salud y SAS, en esa potencial relación que la Institución baraja en el entorno de aval científico que ésta se calza ante cuestiones y medidas que no abandonan jamás el artículo político de traducción y renta supuestamente social (y no olvidemos que censal), para nada en la esfera profesional o en este caso de asociados que nunca dejamos de ser el mecanismo a través del cual “llevar a cabo” y concretar. Perpetuando supuesta ideología gestora y que lo más normal es que a la vez pisotee a los profesionales ante los ojos sindicales. Ejemplos hemos tenido y seguiremos teniendo decenas.

“Cientifismo de Estado vs Sindicalismo Científico”

Se habla del Sindicalismo de Estado (sindicalismo reconciliador que responde a otro tipo de intereses - intereses corporativos del mismo sindicato, intereses profesionales de dirigentes y liberados, etc.-) lo mismo que podríamos hablar del Cientifismo de Estado, no porque éste busque la explicación de todo a través del empirismo aprendiendo de sus errores (el Estado), sino porque Ciencia es la que termina avalando cuestiones y medidas de Estado en una onda más sindical que científica y que puede usarse como corriente de pensamiento razonador y razonado de lo inexplicable, y ocupando un espacio donde debería encontrarse ese otro sindicalismo histórico como forma de autoorganización obrera con objetivos de transformación radical de las estructuras socioeconómicas, que en definitiva es de lo que hablamos aunque circunscrito y, domésticamente, a los entornos donde nos desarrollamos laboralmente: Las Urgencias, en este caso del Sistema Sanitario Público Andaluz (SSPA).

Ejemplos de metamorfosis de Ciencia en “Cientifismo de Estado” así entendido tenemos en Andalucía unos cuantos y más en el nivel de la Atención Primaria de Salud, que luego a la vez coloca estratégicamente a sus vocales-dirigentes en los sitios y sillones de la dirección gestora del SAS en este nivel y cuando no están ocupados por ex concejales afines, manteniendo un discurso estratégicamente programado y en la corriente de asertividad que identifica a tanto fariseo convencido de la innecesaria actitud reivindicativa. Por no hablar del “estado de sitio” de los grandes entramados estratégico-gestores en los que los verdaderos profesionales de las urgencias no cuentan (PAUE) y mediante brazos políticos afincados a la vez en Sociedades Científicas que por supuesto no son SEMES (por ahora) y que llevan años practicando ese Cientifismo de Estado que esperemos (¿?) no salpique de nuevo de las mismas formas y tras estas elecciones, convirtiendo todo en una de las consecuencias de esta tan anhelada, esta vez, pretensión de victoria y llegada a esa Junta Directiva en el seno de una supuesta Sociedad Científica con todo este supuesto potencial y en un entorno coloreado de todos estos matices.

Sea como sea, yo me uno a éso y habrá que marcar realmente y muy claramente objetivos en el sentido que sea y sin lugar a dudas, bajo el consenso que no te otorga en ningún momento el ganar unas elecciones, las gane quien las gane y muy por encima de ese discurso actual y de propaganda electoral que unos u otros nos hemos planteado con mayor o menor acierto, similitud, incidencia o contemporaneidad. Dejar de escuchar al perdedor, es empezar perdiendo.

Ni ciencia aséptica que realmente no existe, ni sindicalismo “radical” ocupando espacios que no corresponden a una Sociedad Científica, cuando los sindicatos no juegan su papel de forma inexplicable, siendo marionetas del poder y todos nosotros testigos de ello. Ni cientifismo de Estado, ni Sindicalismo Científico en esa ambigüedad de actitudes y discurso.

Sea como sea lo interesante será cómo adquirir las formas una vez que cualquiera de las tres candidaturas se haga con esa representatividad de la que venimos hablando e identificar los hilos que comiencen entonces a orquestar actuaciones.

Suerte a tod@s. El continuismo, evidentemente, no radica en las personas, sino en las formas que se adopten y, seguro, termina siendo abanderado de muchas maneras e identificado de diversas formas sin mucha posibilidad de cambio. No nos engañemos. Es el juego y éste se perpetúa. Queda poco por inventar.

viernes, 25 de septiembre de 2009

PRESCRIPCIÓN ENFERMERA EN URGENCIAS Y EMERGENCIAS, ¿EN EL OLVIDO INSTITUCIONAL?

http://www.actasanitaria.com/actasanitaria/frontend/desarrollo_noticia.jsp?idCanal=4&idContenido=14965

Madrid 25/09/2009

Antonio J. Valenzuela, enfermero de urgencias, se muestra un tanto extrañado por el hecho de que, ante el debate abierto sobre la prescripción/indicación enfermera, no se haya contemplado la importancia que ésta tiene para los profesionales dedicados a las urgencias.

miércoles, 2 de septiembre de 2009

El informe del Consejo General de Enfermería (CGE) sobre el caso Ryan vs la desaparición de la Bolsa Única de Empleo Temporal DCCU en el SSPA.

http://www.opinionras.com/index.php?q=node/1265

El informe emitido por el CGE posterior al desgraciado evento que supuso la muerte del bebé Ryan, quizá suponga un antes y un después en la consideración que los responsables gestores, tanto de los sistemas sanitarios públicos como privados, puedan hacer con relación a la idoneidad de la articulación definitiva, tanto de medidas estructurales, recursos, así como de una verdadera contratación competencial y por competencias. No como se viene haciendo al uso y bajo consignas de marcada tilde política economicista y fuera de toda realidad. La que verdaderamente provoca la libre interpretación tanto de la legalidad vigente, como de la evidencia científica a la que, a la vez, los sistemas echan mano cuando se trata de indicar medidas que sí se asoman al paralelismo con esas consignas que buscan la eficiencia a costa de lo que sea. Casi siempre a costa de los profesionales y de la seguridad del paciente. A la vista está.

En este sentido, no hace mucho tiempo que el SSPA abandonó la idea de mantenimiento de la Bolsa Única paralela para los Dispositivos de Cuidados Críticos y Urgencias (DCCU), creada, quiero entender, para copar laboralmente la asistencia de las situaciones especiales de emergencia, urgencia y compromiso vital acaecidas en el nivel asistencial de la Atención Primaria en Andalucía, por concepto y como filosofía de Calidad. Así es como se manifiesta y concluye el informe del CGE con relación a la idoneidad de diferenciación de los cuidados especialistas y/o “avanzados”, relacionando cuáles son las áreas afectadas de ese trato irrenunciable.

Por todo, se vuelve a poner de manifiesto con las conclusiones llevadas a cabo con la participación de expertos y Sociedades Científicas, el que la diferenciación profesional y la huída, en ciertas áreas y entornos laborales, de la contratación indiscriminada y creación de perfiles polivalentes (Dispositivos de Apoyo se llaman en el marco andaluz) es, a todas luces, algo fuera de lo que se evidencia respecto a la seguridad del paciente y calidad buscada de esos mismos servicios sanitarios.

La Bolsa Única de Empleo Temporal paralela creada para los DCCU en Andalucía, que yo recuerde, no planteaba titulación postgrado ni formación ad hoc para el área de las urgencias y emergencias, ni tan siquiera experiencia sobrevalorada en los servicios de urgencias del SSPA, pero si que considero que llegó a aglutinar, de principio y por motivación e inclinación personal, a todos aquellos compañeros / compañeras que se sentían de alguna forma motivados y “preparados” para asumir este tipo de trabajo, muchos formados en las distintas propuestas de “Expertía” planteadas como titulaciones propias de diversas universidades españolas.

La existencia de una Agencia de Calidad Andaluza, que vela por la acreditación competencial tanto de profesionales, como de servicios, formación, e incluso páginas web relacionadas con la salud, hacen o hacían propicia la evaluación “externa” y planteamiento de estándares profesionales competenciales para la entrada en dicha Bolsa. Lo mismo que la valoración de la experiencia profesional en los DCCU y Equipos de Emergencias, así como en el resto de servicios relacionados con el paciente crítico, podía ser perfectamente discriminada del ejercicio general como para dotar a esta Bolsa de las suficientes garantías. No el hacerla desaparecer por la puerta falsa y sin explicaciones argumentadas que justificasen lo que ahora se evidencia como el gran error que siempre fue su aniquilación y lo que, los profesionales DCCU, reivindicamos en su momento y a expensas de que académicamente se nos reconociera la posibilidad de adquirir titulaciones especialistas que provoquen definitivamente la definición de nuevos espacios laborales donde derrollarlas.

Los siguientes textos están extraídos del informe global que sobre el caso Ryan, el Consejo General y el grupo de expertos formado ad hoc, ha emitido y a expensas de nueva información que hasta este momento no haya sido emitida. Dicho informe es de recomendad lectura, tanto para los profesionales como para los gestores y responsables políticos en materia de Sanidad de todo el Sistema Nacional de Salud. Valgan estos párrafos para justificar esta columna de hoy. Desde aquí felicitar, y sin que sirva de precedente, al CGE por la confección de este informe. Sobre todo a su grupo de Expertos:

1. Sobre la capacitación de los profesionales de Enfermería:

1. Para desarrollar competencias avanzadas se requiere un título de especialista

que, conforme a la legislación vigente, solo puede obtenerse de dos modos:

mediante un proceso de internado y residencia de una duración mínima de dos

años ó mediante un acceso excepcional con cuatro años de ejercicio o dos años

y un curso de postgrado universitario de 200 horas. En ambos casos se requiere

superar una prueba objetiva de evaluación de la competencia.

2. Los cuidados neonatales, por su elevada complejidad, requieren de competencias avanzadas. Igualmente requieren de especialización Urgencias y Emergencias,

Quirófano, Cuidados Intensivos y Reanimación, Unidades Coronarias, Diálisis Renal,

Hemodinámica, Radiología invasiva, Electrofisiología cardíaca, Salud Mental,

Matronas, entre otros

"Debe procederse, pues, a la eliminación de la bolsa única de contratación de

personal temporal con carácter general. Si, subsidiariamente y con carácter

excepcional, tienen que existir bolsas de trabajo, éstas se organizarán de

forma segmentada, por ámbitos y áreas de trabajo específicas, como por

ejemplo: Urgencias y Emergencias, Quirófano, Cuidados Intensivos y

Reanimación, Unidades Coronarias, Diálisis Renal, Hemodinámica,

Cuidados Neonatales, Radiología invasiva, Electrofisiología cardíaca, Salud

Mental, Matronas, entre otros".


Antonio J. Valenzuela.

Enfermero DCCU SSPA.


lunes, 29 de junio de 2009

DEL OSTRACISMO A LA "VIDA PÚBLICA".


Recluído laboralmente (donde por otro lado me encuentro super a gusto) desde hace más de ocho meses, en el Equipo Móvil de Baena, Distrito Córdoba-Sur, se me solicita para formar parte de la candidatura a las próximas elecciones de SEMES-A como Vicepresidente 3º y formando parte de la candidatura presentada por D. Jorge López Pérez, actual Vicepresidente 1º.

Esa "actitud militante" y crítica que colorea muchas de las iniciativas que los últimos años nos han hecho "abanderar" propuestas, postulados y actitud comprometida, es lo que de nuevo en esta ocasión me empuja a aceptar y unir esfuerzo en esta nueva aventura.

Desde otras vertientes, desde otros entramados, desde otros grupos, nos unimos a este proyecto encabezado por Jorge López con la intención de ganar las próximas elecciones para la siguiente renovación de la Junta Directiva de SEMES Andalucía en Octubre.

Nos unimos a un discurso que plantea consenso y equidad en el trato a toda la familia de las urgencias andaluzas entendidas en los distintos niveles asistenciales donde se desarrollan y actúan, y alrededor de la participación de todas las categorías profesionales que la integran, lo mismo que a SEMES como Sociedad Científica, y bajo una idea indiscutible de interdisciplinariedad, huyendo de idiolectos monodialogantes y parcelarios.

Tres lenguajes, un solo discurso: Un solo Equipo. Uniendo ciencia, competencias y motivación, llegaremos, junto a vosotros, a la meta que plantea nuestro lema y que no es otra que la asistencia y respeto por un área integrada por profesionales formados, diferenciados y especialistas dentro del conjunto y jamás de forma excluyente.

La Urgencia es una, y creo que así lo hemos entendido a la hora de formar este grupo que esparamos nos lleve a poder representar a SEMES en Andalucía y en sus tres secciones profesionales integrantes.

Antonio J. Valenzuela
Enfermero DCCU.

martes, 12 de mayo de 2009

Hoy ha muerto Antonio Vega: Un genio.


Hoy a muerto en Madrid Antonio Vega, genio poeta y músico. Tus canciones ahora serán entonadas en el reino de las musas, de nuestros miedos y contradicciones. Nunca te olvidaremos.

"...tuve que correr cuando en el viento oí que, igual que vine habría de marcharme.
Que igual que vine, habría de marcharme".
-Antonio Vega- (Tuve que correr).

martes, 7 de abril de 2009

Enfermería Especialista en Urgencias y Emergencias: ¿Otra margarita por deshojar?.

Enfermería especialista en Urgencias y Emergencias: ¿Tras la “estela” médica?.
http://www.opinionras.com/index.php?q=node/658

El anuncio de creación de la Especialidad de Medicina de Urgencias y Emergencias va a suponer un espaldarazo para un área dolida, en varias comunidades autónomas, por el soslayamiento evidente por parte de los servicios y jefaturas de las unidades de críticos e intensivos y en el sentido de sometimiento institucional a dichas jefaturas sin la participación en las mismas (Andalucía) y la no existencia de la categoría de urgenciólogo (Andalucía y País Vasco), que arbitra sesgadamente la responsabilidad y desarrollo coherente de unos servicios de urgencias hospitalarios en manos de galenos a los que no les corresponde “técnicamente”, por dedicación y “méritos”, la dirección de las mismas y en las distintas líneas de responsabilidad formativo-docente, investigadora y asistencial la mayoría de las ocasiones. Siendo pues este hito una oportunidad en este sentido para todos los urgenciólogos.

En este discurso se olvida y obvia, muchas veces, que la futura especialidad alimentará a la vez niveles asistenciales a la urgencia y emergencia fuera del ámbito hospitalario. En concreto: los potenciales médicos de urgencias y emergencias actuantes en los Equipos Móviles de Emergencias y en los puntos de urgencias asistidos desde el nivel de Primaria (SUAP, PAC, DCCU, etc.).

Es a este nivel donde los conceptos legislados de multidisciplinariedad e interdisciplinariedad copan, si cabe, un sentido de “máxima” en lo que se interpreta que debe ser un trabajo conjunto y codo a codo a través de la participación en los mismos de las enfermeras y técnicos, como no podía ser de otra forma.

El discurso y las evidencias, llegados a este punto, parecen obvios: en esa estela ahora marcada por el reconocimiento de esta especialidad médica, no cabe otra opción que la reivindicación y reconocimiento, por los mismos motivos, de una Especialidad enfermera para las Urgencias y Emergencias que, a la vez, se lleva años solicitando y tampoco fue en su momento absurdamente reconocida por los Ministerios implicados y después de la salida del Decreto enfermero de especialidades, cuando todo parecía apuntar a que el discurso estaba perfectamente argumentado y para sorpresa de cuantos en ese momento luchamos y argumentamos por la misma.

En este sentido, la Enfermería de Urgencias y Emergencias, supuestamente, quedó englobada en un cajón de sastre llamado “Especialidad Médico-Quirúrgica”, cuya dinámica de desarrollo, igual que el resto de especialidades reconocidas por el Decreto 405/2005 de 22 de Abril (han pasado casi cuatro años de la publicación del mismo) ha brillado este tiempo por un “oscurantismo” que ha dejado en ascuas a la profesión enfermera ante tanto silencio institucional paralelo a la falsa propaganda de victoria y de supuesto desarrollo académico de la profesión.

Las Comisiones de las siete especialidades enfermeras están formadas, supuestamente trabajando en la línea de desarrollo de las mismas, incluida la de Médico-Quirúrgica, que englobaría supuestamente (no sabemos cómo y debido a un absurdo silencio) a los enfermeros de urgencias y emergencias. Esta comisión, “graciosamente” representada y liderada por el presidente de la Sociedad Española de Enfermería de Urgencias y Emergencias (SEEUE), D. Jerónimo Romero y con participación activa de D. Máximo González como vocal de la misma y desde el Consejo General de Colegios de Enfermería (el mayor cajón de sastre en cuanto a temas relacionados con contribuciones colegiales y de formación curricular para la vía anexa a la consecución de perfiles especialistas) guarda silencio ante lo que debería ser un trabajo de consenso y participación activa de TODOS cuantos participamos de las distintas áreas y discurso especialista, ahora o entonces, bajo la ya repetida posibilidad de volver a ofertar algo con lo que los profesionales no estemos de acuerdo, y cuando en su momento se vendió la idea de que quedaba abierta la posibilidad de reconocimiento de nuevas áreas especialistas y siempre según la redacción del Decreto de 2005. Siendo quizá este el momento estratégico para ello en el que parece que descubrimos “voluntad política”.

Aunque “nos duela” una vez más el tener que participar del discurso del rebufo, y ya que en el momento en que tuvimos la oportunidad no se nos brindó resolución favorable alguna, es ahora tiempo de reavivar discurso.

Planear y proyectar “a espaldas” de la profesión, de los que estamos en la calle a diario dando sentido a todos los argumentos que propician un trato idéntico al dado ahora a los médicos, tiene un riesgo enorme, y es el de la falta de consenso una vez que el guiso esté cocido y ofertado a los profesionales.

SEMES
ha abanderado la lucha médica y debe hacerse partícipe ahora de la aspiración legítima enfermera. La SEEUE ha estado ahí siempre con mayores perspectivas y mejor “posición estratégica”. Ambas Sociedades científicas, en el respeto a la coherencia multidisciplinar una, como “deuda” histórica la otra, deben abanderar una salida en tono para los miles de enfermeros y enfermeras especialistas en urgencias y emergencias que ahora nos vamos a preguntar lo mismo de siempre: ¿Por qué los médicos si y las enfermeras no?.

Antonio J. Valenzuela Rodríguez.
Asociado SEMES.
Asociado SEEUE.

Enfermero DCCU SSPA.

lunes, 30 de marzo de 2009

Segundo Aniversario Equipo Móvil DCCU Jaén: Es lo que soy.



Visto en qué ha quedado el trabajo de gestión del supuesto Coordinador de Urgencias (ante ese anuncio que me comentáis de "objetivos no cumplidos" y, recibamos finalmente lo que recibamos como limosna a un esquema de objetivos no planteados). Después de un año en el que han pasado muchas cosas, y entre ellas considero que la triste claudicación a unas formas de trabajo que jamás ideamos para el Equipo Móvil (estoy seguro que por la falta de liderazgo de alguien motivado, con conocimientos y con ganas de hacer las cosas bien y no solamente en el sentido de limitarse a ser "el tutelado" del discurso oficial y esperando venideras recompensas -a la vista está-), no puedo más que referiros mi más sincera decepción ante lo que ahora siento que es el ambiente que rodea todo lo que para algunos de nosotros fue un sueño, ya lo sabéis.

A mi ya hace tiempo que estos personajes no me engañan con sus torpezas y con su desidia, distinto es que ya esté cansado de pelear y de abanderar un discurso que, a la vez, se hace repetitivo en la nada de posibilidades de cambiar las cosas, aunque sin poder dejar de dolerme el que tanto sinvergüenza campee a sus anchas sin el cuestionamiento real que ponga a cada cual en su sitio y le saque los colores. Y es por lo que hoy os escribo y espero que reenviéis este correo a quien pueda interesar y de quien yo no disponga de su dirección. Como II Aniversario de lo que pudo ser y no fue, si queréis. Pasado mañana es primero de Abril....

El año pasado sacábamos a la prensa lo acertada de la creación del Equipo y de la diferenciación de unos profesionales dedicados exclusivamente a estas labores. Hoy, en lo personal por supuesto, en las relaciones que intuyo, en la obligada evolución que debería haberse producido, siento la sensación de que terminamos siendo escaparate de toda la gran mentira que esconde la gestión global del SSPA, aparte idealismos... Una puta pena en el momento que uno sube unos cuantos escalones de esa pirámide gestora que no sabe de condescendencia ni de equidad. Sino de hipocresía y mentira. Y se asoma o simplemente se hace "observador" de las lindezas de tanto capullo.

No deja de ser vergonzoso que ante la despedida de un cargo de gestión por el que algunos hemos luchado un güevo y al que le hemos intentado dar sentido en toda su extensión, y saliendo por la puerta falsa de no haber aportado absolutamente nada al esquema inventado y trabajado por otros, se anuncie a la vez el incumplimiento de unos objetivos que en ningún momento se habían planteado a los profesionales, ni tan siquiera perfilado. Reduciendo la historia a un "rellenar el registro" como pobre respuesta a todo lo que debería haber sido una oportunidad de mejora. Patético y de juzgado al no existir planteamiento escrito alguno hecho a los profesionales como dicta la Norma y sí el anuncio de que se había admitido la organización del Equipo Móvil como UGC en el periodo 2008-2011 y a partir de ahí se abría una responsabilidad asumida también por el director del tinglado, no se nos olvide. La mayor responsabilidad del grupo.

Se suele decir que muchas veces no poseemos más que lo que nos merecemos, pero en este caso el motor de nuestros males nos supera y así lo siento.


No dejaremos de estar atentos a las cuantiosas cantidades que de nuevo se repartan los adeptos cumplidores de unos maquillados objetivos conseguidos que, aunque así sea, y siendo sincero, yo envidio. Ya que hay que ser torpe para no llegar ni a conseguir éso, o vivo para provocar el que otros (mis compañeros) lo consigan, cabe tb. esa lectura. Al menos ese maquillaje que todo lo coloree de la misma mentira y al uso del resto. También para nosotros y a través de esos incentivos "a roña", ya que a nadie le amarga un dulce y también tenemos hijos y a estos fulanos parece habérseles olvidado una vez más, cautivos de sus propias incongruencias y falsedades. Quizá porque en mitad de tanta mentira, ésta nuestra, hubiese sido ya demasiado escandalosa como para ser creída por el resto. Aunque la versión que yo hago es muy simple: Objetivo planteado 0, objetivo cumplido al 100%.

Dos años han bastado como para cargarse algo que siempre les ha rechinado en los oídos. Por éso no hay que dejar de hacer el jaleo que menos les gusta y no olvidar nunca que, peor, es ya casi imposible hacerlo. No creo que se sientan orgullosos y ésa será la mayor de las sentencias. Sin acritud...

martes, 3 de marzo de 2009

Carta a la Sra. Corredera. Portavoz sanidad del PP-A en el Parlamento Andaluz y ante planteamiento de PNL y debate sobre el caos en urgencias del SSPA


Sra. Corredera, son varias las ocasiones en que esta Plataforma se ha puesto en contacto con usted. Unas para felicitarla en la línea de defensa de los profesionales de urgencias del SSPA y desde la desgraciada firma del Acuerdo de 30 de Enero de 2007. Otras para ofrecernos en el apoyo a sus reclamas y discurso canalizado a través de los anuncios de PNL hechos por su grupo y en esta línea.

Éste es de nuevo el motivo de dirigirme a usted por este medio y ante el anuncio en rueda de prensa de esa nueva propuesta, por su parte, a debatir en el Parlamento Andaluz la caótica situación de las Urgencias tanto hospitalarias como de Atención Primaria y a través de una PNL.

Desde el principio de nuestra lucha, de forma paralela a la iniciada por AMURA y los médicos de Urgencias hospitalarias, esta Plataforma-Foro DCCU, consideró que no debía parcelarse dicho conflicto por niveles asistenciales, visto a la vez que el Acuerdo de Reordenación planteaba la desaparición de categorías profesionales hasta ese momento diferenciadas en la asistencia de las urgencias desde el nivel de Primaria, siendo éstas el garante de Calidad pregonado por la Administración y con potencial de desarrollo, tanto médico como enfermero y pertenecientes a los Dispositivos de Cuidados Críticos y Urgencias (DCCU), hasta ese momento convocados en Ofertas de Empleo Público y existentes en Bolsa Única de Empleo paralela que posteriormente al acuerdo se hizo desaparecer, lo mismo que las plazas que estaban convocadas en la actual OPE que está por resolverse definitivamente.

El diálogo por parte de la Administración se nos negó en todo momento, a pesar de haber llegado en ese ruego hasta el Parlamento y a través de otra PNL por parte del grupo de IU y de la que creo usted también fue partícipe. A pesar de la convocatoria de dos huelgas, infructuosas ante la amenaza a la vez de la Administración con represalias que minaron ridículamente a los profesionales, por no hablar de algún cese y los expedientes que desde el principio han sido la exclusiva respuesta "negociadora".

En un momento dado, nuestro discurso reivindicativo rentó, tanto a sindicatos no firmantes, como a formaciones políticas en la oposición al PSOE-A. No quisiéramos quedarnos solamente en éso, ya que nuestro discurso jamás fue para sindicato ni partido alguno, sino para los pacientes y en defensa de conceptos de Calidad y compromiso profesional.

Así se lo hicimos saber también al Sr. Chamizo, en entrevista personal que éste nos concedió en la institución del Defensor del Pueblo Andaluz.

Es por todo, y visto que esta reordenación, después de dos años de la firma de la misma sin el consenso, como usted sabe, de los profesionales y amparado el SAS en que se llevó a cabo en Mesa Sectorial (sin aún publicación alguna en BOJA y Mesa en la cual no nos sentimos jamás representados), que seguimos siendo de la opinión de que la condena sufrida por estos profesionales y plazas diferenciadas a la desaparición y negativa a sucesivas convocatorias, son un rotundo error. Entendiendo que las mismas deberían ser recuperadas, planteándose de esta forma otro entorno laboral donde la hipotética y potencial especialidad de medicina y enfermería de urgencias y emergencias pudiera desarrollarse laboralmente en un futuro, por no volver a entrar en conceptos de Calidad a través de esa diferenciación y especialización.

Le pedimos, una vez más, que no nos olviden en su discurso, que seguimos ahí y que entiendan de una vez que la urgencia es una, allá donde ésta se produzca, y que la asistencia a la misma ha de llevarse a cabo por profesionales dedicados y "diferenciados" en cuanto a su formación y motivación. En cualquiera de los niveles asistenciales. Éso debe entenderse que es indiferente, si no queremos plantear soluciones parciales que no terminen de contentar al global y colectivo y arrastren desidia a parte del discurso.

Le invito de nuevo a leer el Dossier biográfico que esta Plataforma llevó a cabo http://usuarios.lycos.es/nerjadccu/dossier/Untitled-6.html y donde considero que plasmamos fielmente lo que supuso una lucha y reivindicaciones para nada antes llevadas a cabo ante despropósito semejante y que tras dos años no ha supuesto beneficio alguno para los pacientes, profesionales y servicios de urgencias, tanto hospitalarios como extrahospitalarios.

Una vez más quedamos a su disposición, a pesar de no haber recibido nunca respuesta alguna por su parte. Cuestión que seguro que estará motivada por razones perfectamente justificadas. Gracias y un saludo.

Antonio J. Valenzuela
Enfermero DCCU
Plataforma-Foro DCCU
http://www.dccu.es/

lunes, 9 de febrero de 2009

Carta a ASANEC con relación a sus alegaciones al proyecto de prescripción enfermera en Andalucía.


Me gustaría saber si las propuestas de cambios/alegaciones planteadas por ASANEC al proyecto de prescripción andaluz han sido de alguna forma consideradas o consideráis que puedan serlo.

Evidentemente, mi interés va enfocado en el sentido del punto en el que planteábais la articulación de posibilidad de legitimación de la prescripción en situaciones en que se requiera un SVA, avaladas por protocolos internacionalemente reconocidos y con grado de evidencia (consensuadas ya previamente en el entorno colaborativo que apunta dicho proyecto, evidentemente).

La verdad es que este "capítulo", no solamente el del SVA, sino el de las situaciones de urgencias y emergencias, encerraría todo un compendio alrededor. Y no solamente un apunte "vago y futil" como el que recoge vuestro documento, aunque como apunte y "avanzadilla" es correcto y en la línea en la que al menos yo me he definido siempre, de lo que entiendo por prescripción, no solamente en el entorno de "receta" que pueda subyacer a todo este tinglado.

Por otro lado, y recogido hoy en Diario Enfermero del Consejo, se refiere una reunión del 6 de Febrero en la que supuestamente se respira un hondo consenso entre enfermeras y médicos y alrededor de ese proyecto y acercamiento de posturas en Andalucía.... Creo que huelga comentar que el Consejo sueña con un precedente a nivel autonómico que justifique y avale posteriormente un decreto a nivel nacional, por lo que "corremos" el riesgo de que aquí obtengamos cualquier churro de proyecto que solamente sea manejado enfocadamente por éstos en ese sentido y con ese participio además del Consejo Andaluz (a la vista está el montón de consideraciones que vosotros hacéis a ese texto inicial y que de alguna forma espero que sean recogidas por un hipotético texto definitivo y consensuado) como avanzadilla de la Factoría Máxima y previa a la colocación de alguna melladita a Doña Maria Jesús, que no tardará en caer...

Para mi ese texto de proyecto es algo "inacabado" y que deja muchas cuestiones en el aire. No me extraña que en esa redacción no encuentre supuestamente oposición médica alguna. Lo que si encontrará y seguro que, a la vez se anda buscando, es la renta política que la Consejería espere obtener.

Yo no sé si estáis en esas supuestas conversaciones y reuniones, y tampoco creo que haya que "despertar" mucho para intuir y saber cuáles puedan ser los intereses de cada uno en este sentido. Pero si me provoca el referiros todo ésto y a la vista de ese acercamiento que planteáis, a través de una de esas alegaciones, al área de las urgencias y emergencias. Cuestión que respeto como apunte y que a la vez considero debería haber sido hecha por sociedades científicas afines a dicha área (SAEEC y SEEUE en su versión andaluza, quizá), cuestión que en el caso de la SEEUE se a ciencia cierta que no ha sido así, aunque no se cierre la puerta a cualquier posible planteamiento quizá en el entorno de una legislación en todo el territorio nacional (más lejana de lo que pudiéramos imaginar, de ahí todo el bombo alrededor del proyecto andaluz), aparte de que a esta Administración andaluza le importan una mierda las urgencias, su estado, sus profesionales y cualquier posibilidad de mejora que podamos imaginar.

Sea como sea, a vuestra disposición. Los enfermeros DCCU, los que aguantamos, seguimos perteneciendo al nivel de Primaria, creo que a nadie se le olvida, y por supuesto, llevamos años prescribiendo en ese entorno consensuado, colaborativo y provocado por el manejo de protocolos de evidencia clara y "absoluta", aparte de por la inoperancia de algunos de los esquemas de estructura y gestión, sin olvidar la falta de conocimientos de los que, como médicos, debieran hacerse responsables de esas supuestas intervenciones y asistencias en el entorno colaborativo y en situaciones de emergencia. Menos mal, para el paciente, que en muchas de esas actuaciones se sigue imponiendo la máxima de que "actúa quien sabe actuar" y que poseemos esos protocolos que amparen tanta supuesta "alegalidad prescriptora". Un saludo.

viernes, 30 de enero de 2009

30 de Enero 2009: II Aniversario de la Reordenación de la Asistencia Urgente del SSPA.


Estos dos años, evidentemente, no han sido la solución de absolutamente nada: Las mismas carencias, la misma falta de diálogo, la misma política cicatera y cortijera, los mismos ineptos en los mismos sitios o cambiados de lugar algunos para no desgastar en exceso esa imagen de "renovación y cambio" a la que la arbitrariedad gestora nos tiene acostumbrados.

No hemos apreciado "mea culpa" alguno ni balance institucional que haya hecho valoración objetiva de lo que supuestamente eran las bonanzas de una reordenación a la desesperada, sin el participio de los profesionales y fundamentada en el abandono de conceptos consagrados a un Sistema puntero y exportado hasta ese momento. Vergüenza actual dentro del conjunto.

Cada día que pasa se evidencia aún más cómo todo este tinglado se fundamenta en una gran mentira que juega con lo más preciado de este pueblo. Su salud y conceptos de respeto, equidad, comunicación y relación.
Nosotros, los profesionales, somos los que seguimos salvando el dicurso. Ése que vosotros mancháis de mentira y particular interés. Penoso y seguimos...


30 de Enero de 2007: Una fecha para el recuerdo. Para el nuestro. No olvidamos y aquí seguimos.

jueves, 1 de enero de 2009