domingo, 29 de mayo de 2011

Se atreven a hablar de inmoralidad y "Prevaricación". La que nos espera con la doble moral ahora institucionalizada y justificada en las urnas.


Se vanaglorian en petit comité del triunfo del PP en las elecciones. Van a entregas de premios sevillanos sin haberse leído ni siquiera los trabajos premiados. Siguen saltando de sarao en sarao y aparte tienen tiempo para hablar de moralidad y prevaricación. A estas alturas de la película en que ya adivinamos el final y se mire por dónde se mire y cuando ya, más, no podemos sorprendernos. Son perfectamente previsibles en esa línea de desfachatez.

Estaba cantado: Dos veces no iban a consentir el que se impusiera la razón y la "coherencia" alrededor de un tema por el que tanto han apostado y que es el negocio estrella de la última década.
La verdad es que en esa actitud, dejan muy claro qué es lo primordial, con quiénes se acuestan y lo que se nos viene encima con esa esperada (por parte del mismo CGE) victoria electoral del Partido Popular de la que ahora esta sociedad ha recibido una primera entrega.

Ahora toca recurrir el Decreto de Prescripción Enfermera Balear. Ése que ha salido tan ñoño y con tan poco horizonte prescriptor como la misma Ley maquinada para todo el SNS por estos mismos que ahora pretenden tachar de inmoral un reconocimiento por parte del Gobierno Balear a las enfermeras en su posibilidad de participación de la prestación farmacéutica de los productos sanitarios y los medicamentos no sujetos a prescripción médica; como para que las mismas ayuden en la contención del gasto echando una mano en términos de eficiencia para el Sistema y ahorrando en estas cuestiones. Vamos, todos ésos medicamentos que D. Maxi le encarga al conserje de Fuente del Rey o al Dircom para que se los compre en la farmacia de enfrente y prevenir así el mareo,  y los dolores de cabeza, o la resaca y la acidez de estómago provocada por tanta mala digestión hecha de comidas a deshoras y fuera de casa. Que estar todo el día de aquí para allá no trae más que estas cosas y tiene sus consecuencias...

Y es que ese prevaricado Decreto, es inmoral e ilegal. Porque no reconoce ni refleja para esta estupidez de prescripción de pastillas juanolas, la necesidad de tener que hacer el curso de D. Máximo. Ése que es gratis y que en sus licencias y docencia se paga solo. Solamente por la aportación y altruísmo de los Colegios provinciales que navegan conniventes en esta aventura. Y porque no plantea acreditación de Ministerio alguna, ahora que una sentencia del Constitucional parece cortar el grifo a favor del imperativo acreditador de las CCAA alrededor de la Formación Continuada frente al chiringuito que llevaban años explotando. Y cuando aparte, todo este tema es un engaño. Ya que ningún Gobierno ni Ministerio se puede permitir licencia alguna en cuanto a plantear las competencias de toda una profesión y menos a través de una "Ley del Medicamento", y cuando con esa misma señora a la que ahora el CGE aboga, se cuajaron una redacción de la LOPS torpe y como para echársela a los cochinos, sin saber de qué hablaban ni tan siquiera haber identificado una secuencia de Proceso enfermero en la misma que tuviese un mínimo de lógica ni decoro. De pena.

En su momento, el mismo CGE se personó, junto con la Consejería Andaluza, el SAS, ASANEC, SAECC y ASENHOA como solicitantes del levantamiento de la suspensión cautelar del Decreto Andaluz y ante el TSJ de esta Comunidad, y cuando perfectamente sabían de la redacción final que tenía o iba a tener la Ley 28/2009 de modificación de la 29/2006 de Garantías y uso racional del medicamento y en el sentido de que dicho decreto autonómico, a la vez, debía manejarse como detonante para que esa misma ley consiguiera parangón previo, aparte de que había provocado un enorme impulso a todo este tema y en el seno político que ahora mismo cuestionan en su color ideolóigico y de inmoralidad por ejercer sus funciones hasta el día antes de su lícita retirada del poder en Baleares (ya no recuerdan el anuncio a bombo y platillo del Decreto de Especialidades a sabiendas de la salida del mismo cuando reclutaron a miles de palmeros provincianos para aclamar otra cagada de Ley sobre las Especialidades enfermeras). Puesto que en ese momento había que aprovechar toda la coyuntura como para que todo pudiese ir tomando forma de Ley enfocada, en definitiva, y cursillos a diestro y siniestro vendidos antes de que todo el desarrollo normativo haya concluído.
Tiempo habría ya despues, como es el caso ahora, de apelar a la moralina, a la doble moralidad, al altruismo y la seguridad del paciente.... Y a mi que me lo cuenten.

¿El Decreto andaluz no se encuentra recurrido por parte del CGE?. ¿Por qué no se recurrió o se ha recurrido? ¿O es que no nos lo han contado?.
Posiblemente, y hecho el gasto en la Venera que le dieron a Mª Jesús Montero, y una vez que se llevan hechas miles de órdenes de dispensación enfermera en Andalucía, como que sea muy fuerte recurrir nada o cuestionarse ahora un Decreto que en otro momento se apoyó de cara a la galería. Aparte de que Dª María Jesús los tiene muy bien puestos. Y aquí, aunque pueda ser previsible, todavía no ha perdido el PSOE las elecciones como para especular sobre seguro y hacer leña cochambrosa del árbol caído como en Baleares. Y hablan de moral...
Apañados vamos con estos del CGE y sus amigos "desinteresados" del PP y de los juzgados como realmente ganen unas elecciones nacionales. Cuestión con la cual ya se frotan las manos y ante jubilados y palmeros sevillanos con Cáritas como testigo. Ésto es democracia real y mientras, toda una profesión a dejarse engatusar, mientras nos llaman resentidos, carcas, chabacanos y ordinarios: Hay que ser lelos, sino sinvergüenzas. A estas alturas hablar de moralidad y prevaricación....Jejejejejeje.

Otros se esconden y no pían: No dan la cara en pro de unas prioridades de las que yo ya dudo y evitando intoxicarse con nuestro discurso. Ése que vamos a seguir predicando donde nos dejen, ya que es nuestro derecho y no tenemos miedo.

Todos estamos siendo testigos de las verdaderas pretensiones y del color de todo este tema. Cerrar los ojos no tiene más que un sentido y es el de hacerse conniventes con toda esta troupe por los intereses que no cejaremos en seguir denunciando e identificando. Por ese mismo sentimiento de indignación que todo lo colorea estos días y por ese anhelo de verdadera democracia que muchos de vosotros "RT" en las Redes Sociles y lo bien que queda.... Hipócritas: ¿Cuál es la diferencia?. ¿Es que no está claro?. ¿O es que ya descubrís otras rentas?.
Que me entrevisten a mi en la Gacetilla Enfermera, para que pueda demostrar a los 250000 enfermeros españoles en qué consiste la ordinariez, la moral, la prevaricación y el manejo enfocado y privilegiado de la información en estos círculos. Ahora vas y lo Retwuiteas, cariño. La verdad es que ésto ya me provoca vergüenza ajena.

No hay comentarios: