viernes, 7 de octubre de 2011

Hora 25: Jugando a la visibilidad.


La tarde-noche de ayer, fue momento para que desde esta emisora de radio, y desde este programa conducido por Angels Barceló, se dedicaran varias mesas de debate al monográfico tema de los recortes sanitarios en Cataluña y las iniciativas, ahora electorales, tanto de PP a través de Ana Pastor y del PSOE en la voz de su actual Ministra de Sanidad.
El estudio de radio se trasladó al Clinico de Barcelona, donde los profesionales, médicos y enfermeras, tuvieron la oportunidad de "hacerse visibles" en las ondas de radio y en una mezcla, a la vez, de motivo oportunista y favorecedor de nuestra presencia en ese momento en Twitter a través de @hora25 y #sanosyconfuturo y, a la vez, que el programa se iba desarrollando permitiendo interactuar, de alguna forma, con todos los agentes y con quienes sintonizaran la emisora en ese momento atendiendo a la vez a su TL.

Por nuestra parte la intervención fue evidentemente paralela y de una forma improvisada, pero que en algún momento tuvo reflejo comentario en las ondas mediante la lectura y relato de algunos de los "Twits" que íbamos posteando y donde entiendo que cada cual sacó de sí todo lo que nuestra particular forma de ver las cosas y poco reflexivamente nos provocaban los distintos relatos y la escucha de las distintas intervenciones. Que por parte del grupo de profesionales evidenciaba la necesidad imperiosa de que cualquier cambio ha de hacerse con el participio de quienes realmente están a pie de cama gestionando recursos, sufrimiento y emociones: No puede ser de otra forma.

El Sr. Boi Ruiz, al que "premonitoriamente" tuve la oportunidad de escuchar y ver este verano en Torres (Jaén), en el Foro de Salud y Economía y donde ya entonces anunciaba las medidas iniciadas y por venir en ese pulso político que la Consejería Catalana ha decidido mantener con el Gobierno actual y venidero adivinándose ya entonces ese  tensando de la cuerda por dónde más duele a la opinión pública y, evidentemente, como para intentar presionar hacia modelo de financiación y transferencia de mayores cotas autogestionables autonómicas, se mantuvo ipertérrito en su discurso defensor de esa eficiencia que no ha provocado aún, según él, menoscabo de calidad asistencial alguna, contando quizá con ese instinto vocacional que a muchos profesionales les está dando pie a solventar situaciones no relatadas por Boi, ni altruismo profesional sumado por el discursos político y que sea tenido en cuenta por este "Zorro privado que se está comiendo a esa galliana pública" en Cataluña y como el otro día Gaspar Llamazares relataba y definía la situación en esa misma emisora de radio. Cuando, todos los que trabajamos en ésto, sabemos y somos conscientes de que la situación en todos los Sistemas Públicos es parecida, que mayores recortes y protestas han de llegar cuando las fechas electorales suministren un "remanso de calma" a los discursos electoralistas y algunos gobiernos de los que ahora no parecen encontrar afrenta profesional ni sindical alguna, cambien de color político (lo mismo dá que dá lo mismo) y cuando desde nuestros jefes más inmediatos, estos días ya se nos está pidiendo un ajuste mucho más certero y enfocado en esa linea de eficiencia que ante esta situación pierde todo su significado y que se traduce en ahorro puro y duro sin mayores connotaciones conceptuales.


Evidentemente el discurso de los profesionales puso la tilde de frescura al programa de ayer, para dar paso al manido discurso granjeante electoralista y ajeno con que ya, la mayoría de las veces, recibimos esa repetida canción bipartidista y de tediosa armonía de opuestos que cuentan lo mismo.


Como ejercicio estuvo genial, fue divertido y nos sirvió incluso para solicitar que otro día ¿Por qué no?, el debate sea entre enfermeras: corporativo al punto de que sienten en un estudio a D. Máximo González Jurado, al Foro de la Profesión Enfermera y al Ministerio a través de su Secretario General, y para que nos den respuesta a tantas dudas como sus actuaciones, con respecto a una profesión como la nuestra, suscitan en nuestras cabezas y son motor de nuestras actitudes tan fanáticas y enfocadas y ante lo que entendemos otro pulso planteado a favor de unos intereses que en la otra parte no descubrimos altruístas. Y es que como enfermeras no podemos practicar la indiferencia y está claro, nos posicionamos de la forma en que mejor nos dicta nuestra dignidad porque, es evidente: Hacemos lo que hacemos porque creemos que hay que hacerlo y seguro que no pensamos tan diferente . Un saludo.

No hay comentarios: