sábado, 13 de enero de 2007

Lo que nos quedaba por ver. El Ministerio declara 2007 como año de la Ciencia y la Administración andaluza "se carga" el PAUE.



Cuando días pasados el SAS llevaba a cabo un planteamiento como administración sanitaria andaluza de temario para una futura convocatoria de empleo y en cuanto a una próxima convocatoria de enfermeras DCCU, unos días despues, estas plazas, las actuales, han sido enviadas a una vía muerta, a extinguir, en una palabra y por supuesto sin la pretensión de convocar ninguna más (a pesar de haber provocado en Andalucía una bolsa única paralela de empleo temporal de ATS/DUE DCCU, que no se cómo van ahora a justificar y reconducir). Machacando cualquier planteamiento de proyección del modelo andaluz, que tantas veces hemos defendido. La situación la ha provocado la famosa reestructuración de las Urgencias en Andalucía. Si pensábamos que el PAUE estaba muerto, señores, ahora está enterrado jejejeje, y por ordeno y mando. No quiero ni imaginar la cara de la parte de la película Asistencial que supuestamente apostaba por la Calidad, por la diferenciación y Especialización y por unos servicios planteados y orientados a una asistencia de equidad y respeto al paciente demandante de los servicios de Urgencias.Cuánta falacia!!, y lo más sangrante es que todo se va a llevar a cabo con la connivencia de sindicatos que una vez más confunden en su discurso, que se suman a reivindicaciones de especialidad cuando a la vez se van a comer la imposibilidad tácita de no poder encontrar un reflejo laboral a las mismas en toda una comunidad autónoma que lleva años pregonando y abanderando un modelo de urgencias al que siempre, algunos, hemos intentado dar sentido y por el que hemos apostado en todo este conjunto de ilusiones y potencial que quedaba por "descubrir", a pesar de que en palabras de los políticos, éramos ejemplo de solidez....jejejejeje.Todo respeto ha sido perdido a partir de esta nueva maniobra déspota. Cuestión impensable en ésta, una vez más, democracia no representativa de nada y cada vez más de nadie. Está claro que aquí vale todo. Pues demos ejemplo, y en este sentido valga hoy esta reflexión en mitad de toda esta polvareda. Ahora que me lo cuenten más reconducido, pero estas son las primeras impresiones. Un saludo.



Antonio J. Valenzuela

Enfermero DCCU

No hay comentarios: