viernes, 11 de abril de 2008

De Unidades de Gestión Clínica, DCCU, Especialidades, Consejera Montero y Foros jiennenses.



UNIDADES DE GESTIÓN CLÍNICA PARA LOS DCCU.

Siempre dirán que el modelo está ahí. Que los documentos son válidos y que la estructura de gestión nunca ha dejado de llamarse DCCU y que ahora, por fin, se sopesa su manejo bajo modelo UGC. Que de qué coño estamos pues hablando...¿?

No nos engañemos. La Única cuestión al final refutable es el trato recibido como profesionales que pretendíamos una diferenciación dentro del abanico contractual del SAS y que en un momento dado hemos sido supeditados a un planteamiento FALSO de mayor renta por parte de la empresa sobre una modalidad contractual más "versátil" en cuanto a tiempos de trabajo y funcionalidad, y a la hora de ocupar esos DA en distintas actividades del espectro de la Atención Primaria, y no solamente de las Urgencias.

Económicamente no somos rentables y a partir de ahí, cualquier concepto de Calidad que queramos relacionar con el de especialización, se queda en un intento que carece del apoyo institucional sin ningún sentido. La cuestión es que el discurso de especialización, en boca de la Institución, jamás ha pasado por el área de las urgencias y las emergencias, ni para los médicos ni para las enfermeras. No nos engañemos. No hemos conseguido el respeto a nuestra dedicación y en este sentido el resto de las Sociedades Científicas del nivel de la Atención Primaria, compañeros a los que nosotros nunca hemos negado, nos han hecho feo y flaco favor abriéndose a esa versatilidad desde esta óptica discutible y refutable. Vacía de evidencia científica.

Para mi esta lucha, desde el principio, entroncaba con otra de la que venía participando desde años antes. Era la de la Especialización de la Enfermería de Urgencias y Emergencias. Y en este sentido, la enfermera DCCU era la gran paradoja dentro del Sistema que venía a demostrar cómo el no reconocimiento Académico de esa especialidad, si que encontraba un reflejo laboral en ese sentido y justo en el SSPA, dentro del SAS. De forma que, además, ese entorno y diferenciación profesional (creo que no cabe plantear que la evidencia ha demostrado que la especialización infunde mayor valor añadido a la Calidad asistencial), se sustentaba y apoyaba en una posibilidad de desarrollo y direccionamiento de carrera profesional en este entorno. Que junto a la posibilidad de acreditación de competencias bajo modelo ACSA creado para las enfermeras 061 y DCCU, venía a cerrar ese círculo que daba sentido a mi dedicación a estos temas durante los úlimos 8 años... Si además se me ofertaba la posibilidad de gestionar el modelo en consonancia con la tendencia de UGC y con personal diferenciado, ESPECIALISTA, todo era trabajar y hacer grande la idea.

Esa era mi MISIÓN heredada de la Organización hasta que el 30 de Enero, sin preguntar a los profesionales, la joden sin que en este año hayamos asistido a la solución que se supone pasaba por el sacrificio de nuestro compromiso hasta ese momento. De mi compromiso al menos, pensando que una plantilla diferenciada, especialista, sería una realidad cada vez más concreta y mesurable (OPE´s, Bolsa Única...). El mismo que ahora estoy dispuesto a dar a esta oferta. No tendría sentido actuar de distinta forma después de todo este discurso.

Para mi esa es la gran traición a la ilusión y a la motivación que en este sentido cualquier compañero pudiera plantear como potencial desarrollo de un qué hacer diferenciado dentro del área de los cuidados enfermeros de urgencias. En nuestro caso llevados desde el nivel de Primaria con todo lo que éso implica en cuanto a la participación de la filosofía de este nivel Asistencial.

No quiero salvar ahora la gran mentira en que convierten muchas de las cuestiones cuando las introducen en ese discurso manido, más cuanto más alta es jerárquicamente la voz que nos lo cuente. No puedo más que sentir que esta cuestión es así. Muchas veces hemos reconocido que los planteamientos son muy válidos y en muchas ocasiones. Lo que no se hace válido son las formas, el olvido, en nuestro caso, de que lo que manejan es Valor Humano. Los Foros de supuesta representación en los que nos hemos sentido traicionados y en los que nos han traicionado. La negativa a dialogar no con nosotros, en muchas ocasiones, sino con todos nuestros corazones, que son los que han hablado desde el primer momento y cuando hemos querido siempre huir de hipocresías y de hipócritas. No somos adeptos de las falsas lealtades, cuando jamás hemos dejado de mirar a los pacientes como pacientes y a los ojos. No cada cuatro años y como votos. Ése quizá haya sido nuestro delito. Esa quizá haya sido la forma de "politizar" nuestro discurso y reivindicaciones. Y lo triste es que aquí seguimos y sin saber si estos nuevos resultados electorales y el análisis que de estas cuestiones ellos puedan hacer, pasará por nuevas orientaciones gestoras y realistas de las urgencias del SSPA. De ahí nuestra suspicacia ahora al encontrarnos con estas ofertas de adhesión a las UGC de los distintos distritos.

Envío este post tb. a la Consejera, ya que parece ser que el 23 de Mayo viene a Jaén a lo que yo siempre supuse que sería una mesa redonda en la que iba a poder participar, y que termina siendo una conferencia inaugural, sin dejar de ser una paradoja, también y después de lo aquí expuesto, y que espero que nuestra Consejera, con todos mis respetos, no olvide en su exposición, puesto que algunos seguimos siendo parte de "el presente" de la enfermería de urgencias del SSPA y nunca dejaremos de plantear el poder ser parte de ese "futuro" , ya que de ello hacemos bandera y las jornadas no dejan de ser un Foro Científico y Especialista.

No hay comentarios: