miércoles, 26 de noviembre de 2008

Yo tambien trabajo con la Comunidad y nadie me lo retribuye ni reconoce: Atención continuda A discrepción?

Bueno, días atrás ya vimos como hasta los de la ASANEC habían hecho un recetario recordatorio de lo que suponía Atención Continuada A Como trabajo para la Comunidad, aunque ellos, lógicamente no mencionaran que toda esa actividad fuese la potenialmente retribuible. Y en ese intento de que este concepto no desaparezca y sea justificado en toda esa batería y como ahora pide el SAS.

Está claro que esta medida, no es más que el fruto de haber provocado y haber hecho de un concepto retributivo y de adhesión a una filosofía de nivel asistencial para el que trabajamos, de nuevo, algo que se pevierte.

Yo qué queréis que os diga. Currantes del SAS, zánganos y jetas, conozco a unos cuantos que no dan ni chapa. Aparte de que suelen ser los que encuentran el potencial conflicto en todo. Afiliados por supuesto a alguno de los amarillos sindicatos, con una biografía de bajas digna de Mortadelo y normalmente, inmersos en un proceso inacabado de búsqueda de algún grado de minusvalía. Con sus guardias cedidas a cualquiera que selecciona para él la que debe hacer para mantener el G4$ mensual, y virtuosos de la calculadora, códigos gerhonte, agenda de teléfonos de sindicaleros llena y alguna operación de reducción de estómago....jejejeje.

Por supuesto que de actividad para la Comunidad no les queda tiempo, pero si para comprobar mensualmente cómo se le ha incluído, desde hace años, en su nómina sin ni tan siquiera él saber por dónde le venían las pelas...."Lo de las seis horas". Que a lo mejor eran las del desayuno semanal.....jejejeje.

Lo ridículo es que estas cuestiones, para nada abordadas en el recetario sindical y a la hora de pedir a sus afiliados y simpatizantes predisposición y buenas maneras trabajadoras con la empresa. Coherencia y celo profesional. Sean abordadas por la Administración en tiempo de crisis y cuando a ellos y a su mala gestión no les salen las cuentas y pretenden cuadrarlas sobre las espaldas de los mismos. Sobre la espalda del jeta psudoparapléjico que pretende desde hace años adaptar su puesto de trabajo a la cafetería de enfrente, y sobre el que acude todos los días con la ilusión de encontrar hoy algo bueno con lo que volver a casa satisfecho y orgulloso de haber trabajado bien. El primero tiene chepa de no erguirse en su puta vida, al segundo ya le pesan los güevos de tanto aguantar arbitrariedades. En una palabra, está hasta los cojones de sindicatos, gestores, jetas y amigos del partido. Y es cuando se agarra a sus seis horas como si la vida le fuera en ello... La verdad es que muchas de esas actividades se llevan a cabo en horario laboral ordinario (las que recetan los de la ASANEC), y en este sentido, andará cualquier lumbreras de los que refiere la noticia del Distrito Norte de Sevilla aparecida hoy y en ese intento de acomodarlo todo a jornada ordinaria y por tanto, por concepto, no retribuírlo.

No digáis que no lo tienen bien pensado. Haber si nos creemos que a gestor y directivo se llega por la cara y no por buenas ideas en tiempos de crisis....jejejejej: No hace falta nada más que ver la equidad de criterios de concesión de Comisiones de Servicio que ahora manejan con ésto de los traslados enfermeros. Algo racional, acorde con la conciliación laboral y familiar. Condescendiente con los años de servicios prestados y con el trabajo ofertado a todos estos perros de idéntico collar y hedor.

Pues no está mal, joder...¿Cuántas veces, a la vuelta de las vacunaciones de los niños del colegio no paramos en el mercado a comprar las acelgas para la noche y nos las metemos en la nevera de las vacunas que aún va fresquita?. ¿O nos llegamos por el mercaillo a descambiar los calcetines que parecen que al pariente le dan alergia?. ¿O pasamos a ver a la Sra. Teresa, aquella a la que le curamos la úlcera y que tiene unas patatas que le trae su hijo y que a mi ya me van faltando?.

Digo yo, que todo éso es trabajo con la Comunidad y que ésas tambien son retribuciones del mismo que llevamos años cobrando y no nos va a quitar ni Dios. ¡Se metan las seis horas en los cojones!. Que a mi ya no me caben y además los DCCU no las cobramos. (Aunque las llevamos a cabo como trabajo para/con la Comunidad por filosofía y en un montón de ocasiones).

En el país de los ciegos, dice el refrán, el tuerto es el rey. Un saludo.

No hay comentarios: