sábado, 7 de abril de 2012

Démosle la vuelta: Desde mi "arrinconamiento biográfico" en un Sábado de "Gloria".


Hoy vamos a plantear la dinámica de edición al contrario: Vamos a darle la vuelta a esa ya cansina estructura del post "al uso", que acaba con una musiquilla alegórica o resumen, titular a la vez del contenido previo y como final "apoteósico" y coincidente con lo que, supuestamente y de forma armónica, hemos ido sintiendo o intentando hacer sentir a nuestros potenciales lectores para concluir en el intento de feeling musical y visual como epílogo final de todo lo expresado. Y, por éso hoy, vamos a darle al play del video desde ya para que la lectura del texto se haga coincidente con el resto de esa música "desesperada" de Win Mertens.
Y es que, muy a pesar de la convicción de que todo requiere un lapsus transitorio y de reposo después de tantos meses de frenética actividad, en espera de nuevos intentos por seguir en la lucha, se hace complicado descubrir un objetivo mutable a través de la perseveranza que muchas cuestiones requieren y sin verse salpicado del hastío y el cansancio. Convirtiéndose al final ese intento en un pulso personal por mantener una motivación cada vez más escondida.
Está claro que se ha que dar una gran vuelta. Posiblemente a las formas y los modos... ésto no está funcionando y seguimos en esa parética actitud que muy a pesar de todos los conatos e intentos por detonar conciencias, no nos hace salir de ese sentimiento que me resisto a creer que es personal exclusivamente, y que nos está atenazando en toda la ilusión que deberiamos manejar. Al menos a mi.
Yo, personalmente, no termino de sentir que estemos dando pasos, y me niego a creer que las situaciones de recesión aviven el ingenio ni el potencial creativo. No lo veo. Que no me jodan que un entorno que propicie la inversión en optimismo, que propicie la visión de un horizonte despejado y facilitador de las cosas, posibilitará siempre de muchas más oportunidades. Al contrario, siento que esta situación provoca el cinismo continuista de quienes sembraron y siguen alimentando duda, miedo, falsa necesidad y dependencia ciega aliñada de desinformación o información enfocada y maquillada de política social sino económica y me pierdo en esa idea de "Gobierno Global" hacia el que parece que irremediablemente avanzamos a pasos agigantados: Y sufro. Y no me creo nada...

La lucha por placer posiblemente tenga un límite: "En este escenario, el individuo corriente y común se enfrenta al desencanto de lo porvenir como con una verdad inapelable; se encuentra constantemente con que es común que pierdan los mismos y ganen siempre los mismos en la lucha por gestar el orden de la existencia. Que unirse para luchar tiene siempre más contras que bienaventuranzas, que los poderes dominantes no se tientan el corazón para masacrar cuando es necesario, en función de lo que nos dicen son razones de Estado", que no suelen ser nuestras razones individuales...
Hoy me siento "arrinconado biográficamente", y siento también que hay que salir de ahí compartiendo para conseguir hacernos partícipes de todas esas políticas de vida que se van gestando en cada uno de nosotros como individualidades existenciales en mitad de un mundo que nos quieren hacer global mediante un premeditado patrón de uniformidad mansa y sumisa...
Hoy, como casi muchos días, estoy otra vez metido en este sótano en que trabajo, al que es imposible renunciar y al que a la misma vez se me invita, circunstancialmente favorecido, a estar agradecidos. Hoy el día está gris. Y ya se acaba...

Y a éste es al que llaman Sábado de Gloria???.