sábado, 26 de enero de 2013

¿#EdCivEmerg vs #EdCivFisc?: Prevención.


Visto cómo está el patio en cuanto a mangoneos, corrupción y desfalcos al fisco, de los cuales vamos asumiendo un cuentagotas diario de los que claman al cielo por provenir de altos cargos políticos y/o pseudoempresariales, tonadilleras, de la realeza monárquica o republicana y de inclinada y reconocida afinidad ideológica hacia unos u otros o con éstos o aquellos (sin desdeñar el plano doméstico de desafección con el fisco, que contará por miles a los insumisos y defraudadores). Y éso sin que a nadie se le haya ocurrido auditorar todos esos entramados de mitad y mediada gestión administrativa/pública que ahora son reconocidos de "obligada pertenencia" profesional y de reputada vela de las competencias enfermeras y la deontología por la vía del constitucional, cuestión que presuntamente nos desvelaría inimaginables sorpresas. Nos salen con que es necesaria y sería recomendable la introducción en los centros de enseñanza de conocimientos, adoctrinamiento y aprendizaje a los alumnos para que "éstos dispongan de una cultura tributaria (de tributo) y financiera y como para gestionar competentemente ese ámbito de su vida". Y todo a través de una proposición no de Ley y para cumplir el objetivo al final de la educación secundaria.

Y es que el ambiente está para no dejar a la desidia y a la casualidad el que este país se convierta definitivamente en un nido de  reptiles (coño! reptiles) y ratas que se vean salpicados de esa moda y costumbre del pelotazo y el engaño al que nos hemos y estamos acostumbrando a estas nuevas generaciones a las que tenemos que educar con el buen ejemplo y examinando trimestralmente. Aunque éste (el buen ejemplo) no sea observable en esa realidad diaria y sí en el intento de hacer de las buenas costumbres y el respeto a lo propio, y no a lo ajeno, que se pueda transportar a los centros educativos a través de materias ad hoc:


Prevención. Ésa es la palabra mágica que viene a coincidir con todo el moviento que lleva, a la vez y por otro lado, reivindicando otra línea educativa que la ahora planteada por el PP, y como para hacer partícipes a los jóvenes alumnos en el aprendizaje de materias en Primeros Auxilios y a través de esa otra genial iniciativa de presentar y difundir la idea de que "los niños de hoy, pueden salvar una vida mañana". Y que durante meses ya intenta que parte de la famosa asignatura de Educación Cívica, o formando parte de la misma, estas cuestiones sean abordadas en los centros de enseñanza. Y a través de un precioso movimiento multidireccional que ha tenido un perfecto seguimiento y difusión en las Redes y que ha conseguido poner de acuerdo a distintos agentes en algo que es evidencia y sobre todo necesario, y que de forma aislada y puntual, sin el desarrollo preciso de un itinerario formativo y curricular, venimos ensayando desde hace años con incursiones y docencia arrimada a estas edades y en estos entornos, por parte de muchos de los profesionales que optamos por hacer de la urgencia y emergencia nuestro marco laboral y académico, a pesar de tanta falta de reconocimiento especialista y diferenciado titularmente. Y donde la enfermera, y esa figura de "Enfermera en la Escuela", tiene y tendría mucho que decir.


Es de imaginar que la presentación de esa proposición no de ley ahora, obedezca a todo ese movimiento iniciado en el intento de lavar la cara a este escenario, a los políticos, en cuanto a su abnegada obediencia y respeto a la legalidad y pulcritud de actos que ahora se necesita en mitad de este podrido escenario asumiendo, de una forma recatada, su parte de culpa y su obligación en esa inyección de medidas que nos presenten al resto no solamente como un país de pandereta y oportunismo ("pacto contra la corrupción", le llaman), sino de grandes ideas y fondo, como el que posee la iniciativa #EdCivEmerg, que esperemos sea tratada de la misma forma que ahora se vislumbra para esa otra de #EdCivFisc que se plantea en mitad de la tormenta mediática y que, por otro lado, desmontaría el chiringuito de unos cuantos que también se ha ido construyendo con el paso de los años y alrededor de la formación en urgencias, emergencias y Primeros Auxilios, racionalizando e incardinando esa demanda de una forma mucho más coherente y global. Que en todas partes cuecen habas, no nos equivoquemos.





2 comentarios:

Carmen dijo...

Lo que quieren enseñarnos será a ser más sumisos, porque a no ser corruptos se aprende en casa, como no hayas visto el ejemplo mal vamos. Buen post, un saludo.

Antonio J. Valenzuela. dijo...

Gracias Carmen, perdona el retraso en al menos, saludarte por aquí. Un saludo