jueves, 28 de junio de 2007

Carta abierta a ASANEC y SAMFYC.


La Plataforma DCCU, sus enfermeras DCCU, Antonio J. Valenzuela, y toda la adhesión que en en esta Comunidad podamos conseguir en esta línea, NO VAMOS A CONSENTIR (5 meses de lucha lo avalan, y lo que nos quede), que nadie nos robe el derecho adquirido, como profesionales de esta empresa, por conocimientos, por pertenencia a las verdaderas sociedades Científicas del área de las URGENCIAS (SEEUE y SEMES), por implicación, por ser "dueños" y herederos de los documentos y Plan Funcional de los DCCU, por ser las únicas enfermeras diferenciadas DCCU en el nivel de Primaria, porque vamos a seguir siéndolo, porque nos lo debéis, porque hemos dado la vida en ello, porque vamos a seguir dándola, porque no nos sale de los cojones hacer concesiones en este sentido y lo hacemos con el corazón, el que la ASANEC, la SAMFYC, Eugenio, o periquillo de los palotes nos roben la pretensión de definir lo ya definido. No os equivoquéis. Las medallas para vosotros, pero vamos a estar en todos los Foros que sea necesario y os vamos a sacar los colores. Os vamos a "denunciar" en ese encargo que ahora os hace la Administración maquillándolo de S.XXI o lo que queráis y al que parece que accedéis "desinteresadamente".

Por supuesto no os vamos a ayudar, ya que éso sería reconocer "el cambio" que a nosotros nos mutila. Nosotros no necesitamos ayuda y a la vez la queremos toda en nuestro empeño a no desaparecer y seguir creciendo. No a morir. No queráis convertiros en ésto también en el "brazo tonto científico" que avale y de consistencia a los principios institucionales que pretenden aniquilar a vuestros compañeros. A ésos que siempre han estado al lado de vosotros y que, vosotros mejor que nadie, identificáis y sabéis que son auténticos. NO OS CORRESPONDE ESE PAPEL al que ahora pretendéis acceder.

Quedaros con vuestra Enfermería Comunitaria y hacerla grande. Descubrir los mil paralelismos que con la Enfermería DCCU tenéis y las mil líneas de comunicación y continuidad de cuidados que podemos consensuar, pero no pretendáis ocupar su lugar. Nosotros tambien somos Ciencia. Desde mucho antes que la ASANEC (20 Congresos Nacionales de la SEEUE, mi pertenencia durante años a su CC, las mil publicaciones, los mil trabajos, las mil comparecencias, los mil ofrecimientos lo avalan). No os corresponde el papel que ahora queréis ocupar, no cométais el error de hacerlo. Siempre nos hemos ofrecido a hacer grande este modelo. Modelo que es nuestro y del que vivimos. Nosotros, nuestras familias y el paciente urgente. Leiv motiv de "nuestra existencia".

Desde aquí ruego, de principio, a la ASANEC, a que no caiga en el juego fácil de intentar definir algo que, lo aseguro, les "va a venir grande", ya que yo me encargaré de cuestionar donde haga falta este robo a mano armada. Si queréis documentos, nos sobran. Si queréis experiencia, nos sobra. Si queréis modelo, lo tenéis y no es lícito el que como profesionales renunciéis a él. El modelo es el DCCU. Sus profesionales, los médicos y enfermeras DCCU. A partir de ahí, todo es consensuable. CON NOSOTROS. No pretendáis que identifiquemos a partir de este momento a un quinto y sexto firmante del Acuerdo de 30 de Enero en nuestros propios compañeros médicos y enfermeras. No hagáis evidencia de aquello de que "en las guerras terminan disparándose entre familias, entre hermanos, entre padres e hijos". Un saludo.

No hay comentarios: