viernes, 30 de marzo de 2007

Nos miran, nos ven, nos escuchan, y clandestinamente siguen negociando a espaldas de los profesionales.



Go to ImageShack® to Create your own Slideshow

--------------------------------------------------------------------------------

Deseo compartir con vosotros la siguiente opinión:

Es cierto que los sindicatos firmantes hacen gestos, pero no sabemos muy bien contra quien, en defensa de quien, o con qué intencionalidad. Parecen simples declaraciones ante los trabajadores, que después las dejan dormir o no se acompañan de decisiones visibles. Esos pequeños gestos, que simulan denunciar la aplicación del acuerdo sobre urgencias, para nosotros no es prueba suficiente, siguen siendo una pantomima cara a los trabajadores del SAS, pues la forma de proceder de éste ya la conocían.

Ya han pasado dos meses desde la firma del acuerdo; han podido constatar sobradamente el sentir de los trabajadores y afiliados. Si cuando firmaron el acuerdo no tenían suficiente información de sus representados, si no tuvieron tiempo suficiente para rescatarla, ahora ya lo han tenido. Si ahora no recapacitan y rectifican, de verdad, podríamos decir abiertamente que a estos sindicatos les importa un pimiento los trabajadores. Podríamos decir que estos sindicatos se estarían comportando como otra segunda administración, otra administración paralela contra la que tienen que luchar los propios trabajadores; ¡¡qué gran paradoja!!. Dos meses dan más que suficiente para acercarse a los trabajadores e informarse, para deliberar seriamente y para reprobar el acuerdo.

Los currantes del SAS no olvidarán. Muchos de ellos votaron a UGT, CSIF y SATSE un mes antes de esta gesta, pero ya no lo podrán remediar hasta dentro de cuatro años; ¿estaría planificada esta traición?. Ahora, salvo votar a distinto partido político del firmante del acuerdo -no olvidemos que existió un “cuarto firmante”-, en poco se pueden desquitar o pueden remediar los trabajadores. En este terreno de la representatividad, cada cual obrará en conciencia y con sus recuerdos -yo, por supuesto, no voy a votar al cuarto firmante. Los trabajadores del SAS no olvidarán la firma de este acuerdo, y lo que es peor, no olvidarán los engaños y el desprecio que posteriormente les hicieron.

¿Creéis vosotros en estas declaraciones sindicales?

Por cierto, ¿este acuerdo os condicionará algún tipo de sufragio?



Un saludo.
J.M. Fdez.

No hay comentarios: