martes, 27 de marzo de 2007

54.zone-217.12.16.juntadeandalucia.es 217.12.16.54

Es mucho ruido el que estamos haciendo. Cada vez más. Ya no hay vuelta, la Administración deberá sentarse y "reconsiderar" el maltrato impositivo que ha aplicado a sus profesionales DCCU. Esos que hasta hace unos meses éramos la garantía de Calidad de un Sistema Integral de Urgencias y Emergencias en Andalucía.
Nuestro "ruido" va a despertar al más dormido. Ya que nos han tocado en lo más íntimo y sagrado: EN NUESTRA DIGNIDAD PROFESIONAL.
Ya no hay paso atrás. Tenemos nuestra propuesta. Tenemos un modelo que hasta hace unos días formaba parte del argumentario institucional en cuanto a Misión y Valores. Conceptos que a partir de ahora, deberían ser sacados de los esquemas formacionales de esa fábrica de hacer mentes adeptas a la Organización que es la EASP, por ejemplo. Donde estas ideas son inculcadas a tod@s los alumnos que por allí pasamos.
El Blog, en la última época es muy visitado por la IP que reza en este artículo como título. Como veis, IP institucional que pertenece a cualquier ordenador de la la red corporativa. Y es que están atentos a nuestros movimientos y comentarios. Y como lema de este Blog, no se os olvide que el comportamiento se contagia. También en las Urgencias, y es por lo que habiamos hecho crecer un modelo que vosotros nos planteásteis como panacea y nosotros hemos sabido hacer crecer a pesar de los obstáculos encontrados desde dentro mismo de la Organización. A través de un PAUE dirigido déspotamente por quienes no son parte de las urgencias, por quienes no viven la calle, por quienes con toda falta de visión de empresa moderna, se agarran a sus poltronas en un ejercicio ya funambulista que les va a hacer caer desde lo más alto de la cuerda floja a la que se sujetan, pagando el precio de tanta incongruencia.
No somos más que culpables de seguir el discurso de método y filosofía que nos habéis enseñado y que hemos aprendido a pie juntillas. Y es por lo que ahora os pedimos responsabilidad y coherencia. Nuestros platillos no van a dejar de sonar detrás de vosotros hasta que reconduzcáis el tema DCCU. No porovoquéis que sean los pacientes, usuarios de nuestros servicios y a quien debéis y debemos nuestro trabajo, nuestra razón de ser, política, profesional y humana, quienes paguen de nuevo los platos que habéis roto.
Mañana se crea la Plataforma reivindicativa DCCU en Málaga, para que nadie os lo tenga que contar. A partir de ahí, la voz de los DKU será una y a coro con los sindicatos no firmantes en mesa sectorial y todos aquellos que quieran reconducir su traición firmada. Os mantendremos informados para que nadie tregiverse nuestras palabras. Un saludo.
Antonio J. Valenzuela
Enfermero, DEFINITIVAMENTE. DCCU

1 comentario:

Anónimo dijo...

Como ves Antonio, nos miran con recelo en el foro, en tu blog... Estamos empezando a darles dolor de cabeza por el otro lado, porque por un lado ya se lo estan dando tambien: la mayoría de sus directivos no comparten la desaparición de los DCCU ni esta organización salvaje de las urgencias.
Un DCCU de 4 piernas