viernes, 30 de marzo de 2007

061 se hunde, EPES se hunde.


Ala Ala... venga... Bueno, no descontrolemos en exceso.
Cargar las tintas en ese exceso puede mancharnos y hay que ser más inteligentes que lo que pueda ser despotricar por despotricar (y lo digo yo....jejejeje).
Esas sombras de las que habláis al fin y al cabo pueden servirnos para disipar calor sin que ello deba restarnos energía. El seguir creciendo, seguro que pasa por creernoslo e impregnar de esa creencia:
El tema EPES es tan sencillo como ofrecerles, ante la falta de médicos que poseemos, el que apuesten por trabajar en el SAS, crear la espectativa real de que médicos EPES, ante un trato contractual digno, y en el área de la que se han hecho especialistas, podrían ser una opción de reconducir el tema aparte de una forma de fundir un régimen que nuestros compañeros ahnelan que sea estatutario, por no hablar de esas negociaciones de convenio y su falta real de médicos como todo cristo, que está haciendo el que la misma Empresa oferte dobles contratos como fórmula para fidelizar a sus (qué término he aprendido, joder...jejejeje) profesionales.
Un modelo DCCU que tuviera la puerta abierta (en muchos Distritos de par en par) a contratarlos ofertándoles la posibilidad de estar en los DCCU trabajando por nuestro modelo. EL MODELO. Además de que como Empresa Pública tienen la posibiidad de una excedencia por incompatibilidad de contrato que no les plantea tiempo mínimo ni máximo, mientras dure el dicho contrato y conservando su plaza si es que sienten morriña.
No están en la mejor de sus situaciones laborales y alguna situación acuciante podría sugerir a algún Distrito su contratación, ante otro tipo de presiones y cuando los usuarios entiendan las mermas que la reestructuración va a provocar en todos los sentidos.
A lo mejor la consigna de no tocar a la Empresa, sucumbía ante un modelo que ya estaba siendo capaz de cubrir sus ausencias, sus cronas no ocupadas e inaccesibles, su coordinación demostrando que la eficiencia puede ser una diferencia de calidad como dimensión medida y remedible en los DCCU y porque llevamos comiéndonos los mocos con los pacientes desde Primaria y desde hace años, sin una actitud de acercamiento tan elitista como se ha querido vender, no por nuestros compàñeros, sino por el propio marketting de la Empresa que les ha hecho ser sectarios, no nos engañemos, salvando honrosas y para mi muy cercanas excepciones.
Nada de híbridos, cerrar chiringuitos y dejar de duplicar directivos y cargos intermedios y despachos con vidriera de última generación y con capacidad domótica. Algo que la Organización pudiera asumir "políticamente" ante unas elecciones que vienen, y que resultase de un impacto social de apuesta por una verdadera sanidad pública, de equidad y de respeto aséptico por los Valores, que llenase las urnas de papeletas continuistas y satisfechas, y que perpetuase la posibilidad de seguir reflexionando por un modelo otros cuatro años más hasta pagar la casita de diseño junto al mar que siempre soñaron. Esto con el apoyo de los sindicaleros, que aunque se toman las cañas en el chiringuito, gustan mucho de decir, ¡ahí tiene la casa mi jefe, que pasaaaadaaa!.
A alguien tiene que ocurrírsele, seguro. No se puede perpetuar de otra forma y a mi, al menos, no se me escaparía sacrificar a un Director o dos, aparte del modelo de E.P que nos ha fallado y que no es que deba ser reconducido, es que debe ser metamorforseado y que podemos copar con otra parte de la estructura, con más de mil quinientos profesionales ya en onda y haciendo lo mismo y con el mismo potencial de seguir formándose (MOTIVADOS), si se les incentiva no ahogándolos en la miseria de hacerles sentir "en vía muerta" y de seguir creciendo, aparte de que, ante la "urgencia de los mocos", no se dan la vuelta y "escapan" diciendo ésto no es "Prioridad Uno". (que conozco a alguno y no estoy generalizando).
No se es muy inteligente (pudiendo pagar el precio político que ésto puede costar y máxime a niveles locales donde ya la prensa no para de castañear movida tras movida), si no se ven soluciones tan atrevidas y en este sentido tan camicace como en el que lo ha sido esta cagada de reestructuración, que ya debe estar llamando a que alguno vaya buscando el camión de las mudanzas...
A nivel Hospitalario, en el que podemos entender que tienen volcadas más pretensiones continuistas y de poder gestor, han encontrado un gran escollo. En Jaén ya ha caído el primer gerente, que por qué no, ha sucumbido en mitad de la movida aunque viniera arrastrándola desde hace tiempo, pero ya puede ser arbol caído con el que hacer una primera lectura de que los SCCU se hacen fuertes y con esa madera remiendan algún que otro barco de la flota que acaban de botar...
Cierto es a la vez que estos deben cuestionar otro ejendro como es el de los CHARE, penoso invento si es que se queda en otro intento de vanguardia ante las carencias que a la vez se dibujan en el entorno, ante las carencias laborales, de condiciones de recursos básicos y de medición real de actividad que genere producto, y ante la vergüenza de que las decisiones estratégicas de ubicación de esos mismos CHARES se queden en el amiguismo y compadreo "una vez que salí del pueblo para hacer política y ahora rememoro mis raices y agradezco colocándoles un Hospital new age"....jejeje. Qué miseria de gestión. Modelo muy válido, pero que visto lo visto, se contaminará siendo tb. la jubiliación gestora de algunos cuantos, cuando la motivación gestora ahora de otros, que se encuentran con la falacia, los mantengan el tiempo en que tarden en hacer aguas... la historia se perpetúa. No por ello los profesionales no son válidos, hasta que se hacen políticos en la más peyorativa acepción.
Es una dinámica quizá que atiende a otras cuestiones de la esfera del poder como ser animado independiente y que habita un inconsciente de dinamismo repetitivo, pero que puede sucumbir apareciendo distinto y adoptando otras formas. Esas que a lo mejor no están sabiendo ver en los DCCU y que podria solucionarles el tema y tanta alarma social asumiendo el final de esa parte del modelo diferenciado de las emergencias puras y duras sin más campo e infrautilizadas. La Gestión clínica de los DCCU, dimensionando sus plantillas y potenciando el modelo de inclusión en esos módulos de críticos de los nuevos CHARE, otorgándoles esa diferenciación y posibilidad de desarrollo externo y de trabajo con la Comunidad, sin renunciar a su nivel de procedencia y que no es otro que Primaria, podría reconducir esas ahora pequeñas zonas potenciales de asistencia que encierra la idea dimensionada de los CHARE, estando en todo el trabajo de Prevención ante la prevalencia de sucesos, estilos de vida y cuadros de exacerbación de toda la patología prevalente que llevamos años manejando a este nivel y que ahora empezábamos a saber tratar en su aparición súbita, crítica y de emergencia sin el apoyo de visionarios expertos, a los que a la vez hemos recurrido muchas veces y que por qué no decirlo, nos han formado y a lo mejor han cumplido su misión.
Es la idea, no se pueden dejar tambalear dos sistemas que a lo mejor como integración que se pretendía alrededor de las Urgencias y Emergencias, ha diversificado y parcelado el mismo concepto en exceso o ya hasta sus límites de EFICIENCIA y cuando en otras épocas ya ha habido el intento de hacer un algo "UNO".
Quizá sea el momento y la respuesta esté en los DCCU. Es lo que todo ésto tenemos que intentar que provoque y que se reconduzca. El entorno y nuestro conocimiento de los usuarios son nuestro aval, ya que hemos estado en todas las situaciones, no en un segmento tan estrecho como solamente la emergencia, que tambien.
Bueno, no se si se me ha ido la olla. Estábais hablando de la EPES ¿no?. Un saludo. Ah¡. Yo tambien he sido formado en la EASP, y he pretendido aprovechar esa discencia que he recibido, os lo aseguro. A la vista está....jejejeje.

No hay comentarios: