domingo, 3 de junio de 2007

EASP y una "Rana Azul". Discurso vs Discurso.

La Escuela Andaluza (EASP), quizá deba hacer una verdadera reflexión en cuanto a los programas docentes impartidos en ella (cuestión ardua una vez que la impositividad política tb. salpica esta parte del brazo armado de ideología imperante). Será quizá la descarada arma propagandística que se viene manejando a través de ella, la que se está autoevidenciando en lo que ya deja de ser un tópico manejado en cuanto a intentar aclarar al resto cuáles son los contenidos docentes de sus enseñanzas, y muchos los que hemos descubierto el discurso y el proceso de "asimilización" de la política socialista gestora en nuestras carnes. De forma que, ese discurso, hemos aprendido, a Dios gracias, a darle la vuelta sino a llevarlo adelante e intentar implementarlo a la realidad de forma objetiva... Evidentemente no nos han dejado. Al menos por ahora. Es cuando nos damos cuenta de que algo falla. Y que esta acción implementadora es imposible en el entorno gestor y de costumbre que rodea toda esta falacia de autoría institucional. Nuestra retórica, una vez descubierto el engaño, no es gratuita ni falta de argumentos. Nos quieren engañar aunque no lo han conseguido. Habían encontrado la herramienta formativa: Ese "brazo tonto autoinmue" en cuanto a conceptos plagiados de empresa. Pero resulta que esta empresa no es privada y ahí radica la dificultad de trascripción de conceptos. Ya que sus trabajadores consideramos que las cabezas visibles gestoras están puestas ahí y deben tener fecha de caducidad consensuada con el resto (cabezas que no representan mayor capital inversor que nadie, está claro, no pudiendo adjudicárseles "Junta Directiva Gestora de mayores accionarazgos" para nada y en ningún sentido inmutable), son, si acaso, copropietarios del chiringuito y por sufragio en este supuesto Estado de Derecho. Se extiende, entre los votantes coaccionistas del SAS y, a la vez, pacientes, familiares "de" y profesionales (todos a una), la feaciente idea de que una legislatura gestora sería suficiente como para permitir a cualquiera el derecho a la duda y a que si no se está en onda solidaria y empática con verdaderos conceptos gestores de reparto global no sectario, se marche, se le dé finiquito gestor. SE LES CESE. Éste debería ser el planteamientos de sucesión y no el de pelotazo institucional continuista si es que no se les engancha en alguna cagada que, a la vez, les retire por un tiempo y sea entonces cuando a ellos se les mande a formarse en ese autoretiro propiciado por el partido y que les haga salir del candelero cuestionado que manche la imagen de falso corporativismo institucional que manejan. "Imagen de Partido". "Los trapos sucios se lavan adentro", suele ser la famosa frase que da pie a esconder cualquier cagada gestora de renombre y cuyo cementerio, paradógicamente, suele ser la misma EASP. Para seguir en línea fétida, diría yo y autofagocitadora de pústulas no descubiertas antes o tenidas que soportar por la bendición de un dedo puesto a destiempo o bajo amiguismo baremal... Ésto se olvida y la nauseabunda reelección arbitraria es la norma cuando un supuesto estado de democracia gestora debía hacerles marchar solitos y con viento fresco reconociendo errores y algunas veces auténticas "negligencias gestoras" que no hay Dios que se las trague y que debería ser motivo de destierro y "lapidamiento coceptual" y cese coherente. Esperemos que toda esta movida acabe con algunos de ellos y que a la vez, como docentes de esa "Escuela de Calor", no sean llamados en un tiempo. El suficiente como para que nuevos discursos entren en juego (que existen y muchas veces, como amortiguadores, tambien aparecen en dicha Escuela). Ésto debe convertirse y acuñar, si queremos ser creíbles al conjunto, en un juego de una vez LIMPIO y de discurso aséptico y ajeno a ideologias imperantes. Una Utopía. Un sueño a la vez. Un saludo.

Antonio J. Valenzuela. Experto en Dirección Estratégica de RRHH Sanitarios por la Escuela Andaluza de Salud Pública (Universidad de Granada).




RANA DCCU