viernes, 11 de noviembre de 2011

11 11 11


¿Qué tiene de especial esta fecha que se ha anunciado a bombo y platillo?.
Como no sea que en estos momentos está reunida la famosa "Mesa de negociación" anunciada en rueda de prensa por parte del Colegio de Enfermeros de Badajoz días pasados y en la que se van a poner encima del tapete cuestiones ignoradas por la inmensa mayoría de los profesionales, y que son la trastienda de estos tenderetes que se empeñan en seguir diciendo que representan a la profesión enfermera, no termino de ver el calado de tan "capicuica" fecha.
Dicha reunión parece no haber encontrado hombre bueno que valga para intermediar en lo que, para mi, que si lo soy, no es más que la forma de ganar tiempo y acallar por el momento algunas voces incómodas. Nunca hasta el punto de tambalear los resortes de poder de ese entramado deontológico y altruísta donde los haya y que despliega todos sus instrumentos llegado el caso y en la dirección que haga falta y desviando en lo importante y esencial la atención de la profesión, los medios y la esfera política con la que hay que estar a bien.
Pero que pueden ser lo suficientemente desagradables como para hacer pensar a unos cuantos lo ridículo que sigue siendo verse presa de una colegiación que ahora no les gusta llamar "obligatoria", y que no es más que el reducto diezmo que hay que pagar a estructuras que se sostienen, como tantas veces he referido ya, en la ignorancia y sordera sino en la esperanza de que las cosas cambien, de la inmensa mayoría de las enfermeras de este país, por muy a despecho que suene.

Esperemos, que lo mismo que publicaron por doquier esas resoluciones de intervención de cuentas del COEB y la declaración de vacantes en la Junta del mismo, nos anuncien ahora lo que resuelvan negociar (de mesa de negociación) esta mañana del 11/11/11.

Y como nosostros también sabemos distraer la píldora, diremos que el día nos deja, además, otras iniciativas: La más llamativa ha sido promovida por un grupo de voluntarios, los cuales han creado una aplicación para Android o iPhone, llamada 111111. De forma que todos los usuarios que se la hayan descargado verán cómo a las 11 horas, 11 minutos y 11 segundos de hoy sonará de repente en sus dispositivos la Quinta Sinfonía de Beethoven (que además también era sordo). El propósito, según su creador, José Ignacio Latorre, pretende reflexionar sobre la actual crisis de ideas y liderazgo. Que por otro lado, nos viene a huevo.