sábado, 19 de mayo de 2007

18º Día de Huelga de los profesionales DCCU en el SSPA.


Nos metemos en otro fin de semana en el que el conflicto planteado a la Administración Sanitaria Andaluza no ha visto ninguna respuesta por parte de la misma.

La actitud de algunos de los directores de Distrito está dejando muy claro cual es el punto de Arbitrariedad que el supuesto acuerdo de reestructuración y "ordenación" de la atención urgente en Andalucía nos iba a deparar.

Se acerca el verano y la situación, evidentemente, va a empeorar de forma calamitosa. Es una realidad, nuestro discurso nunca ha pretendido ser catastrofista, todo lo contrario. Los pacientes nos merecen el mayor de los respetos y es por ellos por los que nos estamos señalando.

Nadie confunda nuestro discurso. Que es limpio, sincero y empático. De forma diametralmente distinta al que, en esta época (por no decir siempre), se está manejando a muchos niveles relacionados con la gestión, el poder y la política. Las tres primas hermanas motoras de tanto desastre junto.

Seguimos teniendo la esperanza (no podía ser de otra forma), de que la Consejería entre en razón y asuma su verdadero papel gestor por encima de consignas y personajes que están influyendo negativamente y en exceso en un trabajo que debería salpicarse de asepticismo gestor para no dar pie a que tanto cortijero aprovechara la coyuntura y el doble juego de campear consignas políticas en temas que no deberían entender de esa parte del contexto social.

Aquí manejamos la salud y la supervivencia de la gente y de los usuarios, como para dejar de verlos de una vez como simples votos que estos días volvemos a "rifarnos" a costa de lo que sea y al precio que haga falta.

No nos engañen más, no es esta la Sociedad del Bienestar que nos venden en sus arengas y para nada estamos dispuestos, como profesionales o como pacientes o familiares y amigos de los mismos, a consentirlo. No a expensas de nuestro trabajo, ilusión y creencias en verdaderos marcos de equidad y justicia social. Mentís y os dejáis arrebatar verdad con vuestros actos. Seguimos. Adelante.